noviembre 24, 2020

Tegucigalpa.- El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) informa que de acuerdo con los datos reportados por el Secretaría de Finanzas de Honduras, los ingresos tributarios recaudados durante 2014 ascendieron a L65,914.7 millones, monto que equivale a una ejecución del presupuesto de ingresos vigente al cierre de 2014, del 93.9%, superior en 17.8% a los impuestos percibidos en el mismo período durante 2013.

Si bien la recaudación superó el valor contenido en el presupuesto al inicio de 2014, las ampliaciones presupuestarias aprobadas en el transcurso del año, afectaron la posibilidad de cumplir con la ejecución de ingresos vigente al final de este año. Además de estos hechos, se advierte una relativa sobreestimación en los resultados esperados por la reforma tributaria, un menor dinamismo económico del esperado y pocos esfuerzos concretos por reducir la evasión tributaria. Al considerar el PIB estimado para 2014, se tiene que la carga tributaria de dicho año ha sido de 16.1%, superior al 14.9% observado en 2013, pero inferior a la meta de 17.2% del PIB considerada en el presupuesto, con lo cual el monto no recaudado, está en torno a L4,263.6 millones.

La recaudación obtenida por el gobierno hondureño incluye los efectos de la aprobación de la «Ley de ordenamiento de las finanzas públicas, control de las exoneraciones y medidas antievasión», en vigencia a partir del primer día hábil de 2014. Como consecuencia de la reforma, se estima que la recaudación mejoró en alrededor de L6,300.0 millones (aumento del 1.2% en la carga tributaria), mientras que cerca de L3,600.0 millones fueron producto del crecimiento propio de la recaudación, como resultado de la dinámica económica.

De acuerdo con las cifras oficiales, los impuestos a la producción, consumo y venta son los que más contribuyen en la recaudación, totalizando en 2014 L30,124.4 millones, un 45.7% del total recaudado, con una tasa de crecimiento de 30.2%, con respecto a lo registrado en 2013. Este incremento está asociado al aumento de tres puntos en la tasa del impuesto sobre ventas Por su parte, los impuestos sobre servicios y actividades reportaron un incremento del 26.3% respecto al año anterior.

Estos impuestos responden en un 79% al “Aporte a la conservación del patrimonio vial y atención de programas de interés social y de turismo”, que incluye los impuestos a los derivados del petróleo que también fueron modificados por el decreto 278-2013 del Congreso Nacional. Por último, los impuestos a la propiedad e importaciones también mostraron incrementos importantes de 20.8% y 10.0%, con respecto al año anterior, respectivamente.

Lo contrario se registró con el impuesto a los beneficios eventuales y juegos, así como en el Impuesto Sobre la Renta (ISR), los cuales reportaron reducciones respecto a 2013 de 6.9% y 0.7%, respectivamente. Aun cuando se encuentra pendiente realizar un análisis más profundo para evaluar la situación del ISR, su decrecimiento puede estar vinculado a la aprobación de una reforma relacionada con la eliminación del pago del tributo, a las personas naturales y jurídicas en su condición de miembros accionistas de grupos empresariales, así como por el otorgamiento de otros incentivos tributarios por parte del Estado hondureño.

Sobre este último particular, es importante destacar que los impuestos directos de Honduras pasaron de representar el 35.4% de la recaudación total en 2013, al 30.0% en 2014, con lo cual es evidente que los cambios recientes acentúan el carácter regresivo de la política tributaria hondureña, lo que se evidencia en el hecho que los recursos para financiar el Estado se obtienen por medio el aumento de los impuestos al consumo, que afectan a la población en general, mientras simultáneamente se ha reducido el pago de tributos destinados a gravar a los segmentos de la población con mayor capacidad de pago.

Para 2015, atendiendo la trayectoria de las variables macroeconómicas previstas por el Banco Central de Honduras, (crecimiento del PIB nominal del 8% y del PIB real de 3 ± 1%) y considerando un nivel de eficiencia constante en la administración tributaria, se estima que la recaudación de impuestos podría llegar a ser de L69,645.4 millones , equivalente a una carga tributaria del 15.8%, es decir, 0.6% del PIB por debajo de la recaudación lograda en 2014.

Por otro lado, esta estimación supera en cerca de L3,074.3 millones (0.7% del PIB) la meta de ingresos tributarios aprobada en el presupuesto de ingresos para 2015, lo que indica una probable subestimación de la recaudación o un cambio, no hecho público, en las variables macroeconómicas que la afectan.

Es pertinente indicar que la estimación preliminar de ICEFI no incluye los potenciales efectos de las mejoras en la eficiencia recaudatoria por parte de la DEI, así como el impacto que pueda causar sobre varios tributos la reducción de los precios internacionales del petróleo.

Conforme a los valores obtenidos y al pronóstico de 2015, el ICEFI reitera la necesidad de que Honduras fortalezca su sistema tributario de forma integral, procurando la sostenibilidad recaudatoria en el largo plazo, y el incremento de la recaudación directa como elemento fundamental en la construcción de un sistema tributario más justo. Para el efecto es imprescindible alcanzar acuerdos políticos que garanticen un marco fiscal de sostenibilidad de mediano y largo plazo, que disponga también la evaluación rigurosa y posterior supresión de privilegios fiscales injustificados, el fortalecimiento en la eficacia de la administración tributaria y un plan concreto para el combate frontal a la evasión y defraudación de impuestos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *