Tegucigalpa.- Un grupo de padres de familia y alumnos de la Escuela José Ramírez Soto, de la Aldea Guadalupe de la ciudad capital de Honduras, realizaron hoy una protesta frente a Casa presidencial.

El motivo del plantón es para exigirle al gobierno que manden maestros a su centro de enseñanza donde más de 50 niños se están quedando sin recibir el pan del saber por la falta de docentes.

Un padre de familia, quien es miembro de pro-defensa de los niños, dijo que no hay voluntad de parte de las autoridades del ministerio de Educación porque desde inicios del año 2015 le han presentado documentación legal de que hay 50 niños matriculados en la escuela de su comunidad.

Por: Larissa Medina

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *