Tegucigalpa.- El directorio del Banco Central de Honduras (BCH) hizo del conocimiento público el Programa Monetario 2015-2016, el cual contiene medidas de política a adoptarse al contexto económico actual nacional e internacional.

Este programa destaca los avances que en 2014, la economía mundial se incrementó, resultado de la consolidación fiscal y condiciones monetarias favorable por lo que para el 2015-2016 se proyectan crecimientos superiores impulsados por el repunte de las economías avanzadas, liderada por la de Estados Unidos, asociado a menores precios de los combustibles.

Por su parte la actividad productiva nacional registro una variación superior a la observada en 2013, debido a la recuperación de la demanda interna y externa, lo que repercutió en el buen desempeño de las actividades de Intermediación Financiera, Comunicaciones, Agricultura, Ganadería, caza, silvicultura y pesca, industria manufacturera y comercio.

Al cierre del 2014 la variación interanual de los precios internos, se ubicó por debajo del punto medio del rango meta establecido en el Programa Monetario, comportamiento por la combinación de una política monetaria más activa del BCH, la evolución del tipo de cambio y las medidas fiscales tomadas en diciembre del 2013.

Asimismo la revisión en el sector externo se observó un menor déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos de 7.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), respecto al 9.5 por ciento registrado el año anterior, resultado del aumento en las exportaciones de bienes, así como por mayores flujos de remesas familiares.

Lo anterior, sumado a los resultados de política monetaria ha permitido aumentar la cobertura de reservas internaciones en niveles superiores a 3.5 meses de importaciones.

En 2014, el resultado de la cuenta corriente fue financiado básicamente por los ingresos provenientes de Inversión Extranjera Directa y por los desembolsos de crédito externo dirigidos al sector público y privado.

En el ámbito de las finanzas públicas, se logró reducir el déficit de la administración central de 7.9 por ciento del PIB en 2013 a 4.4 por ciento.

Este resultado se da debido a la contención del gasto público y las medidas fiscales aprobadas a finales del 2013, de igual manera las proyecciones para 2015 y 2016 contemplan una tendencia hacia la baja en el déficit fiscal.

El Programa monetario 2015-2016 prevé que al cierre de la inflación interanual será de 5.5 por ciento con un rango de variación de un punto porcentual para ambos años, por el resultado de las actuales proyecciones de los precios internacionales del petróleo y de materias primas importadas y la ejecución de una política monetaria activa.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *