Tegucigalpa.- La nueva ley que obligará a los reos a trabajar para compensar la manutención que les da el Estado no solo abarca a los hombres, sino a las mujeres.

El presidente de la comisión de seguridad del Congreso Nacional, Tomás Zambrano, explicó los alcances del decreto denominado trabajo obligatorio para los privados de libertad y agregó que abarca a todos los presos (hombres y mujeres).

El decreto enviado por el Poder Ejecutivo será discutido después de Semana Santa. “Queremos devolverle a la sociedad una persona nueva, trabajadora y útil. El trabajo obligatorio para todos los privados de libertad beneficiará el sistema penitenciario del país”, manifestó Zambrano.

Los trabajos que harán los reos no solo se enfocan en picar piedra, sino en otras labores como reforestación, fabricación de pupitres y pizarras, reciclaje, construcción y reconstrucción de infraestructura vial, fabricación de bloques, ladrillos, hacer zanjas y movimientos de arena.

“Hay un poco más de 15,000 personas recluidas, entre hombres y mujeres. Mensualmente, los gastos de alimentación suman unos 13.5 millones de lempiras y al año totalizan L162 millones.

Es un impacto considerable en el comportamiento del gasto público nacional”, dijo. El proyecto de decreto fue reforzado por el titular del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh), Roberto Herrera Cáceres, quien dijo que la “holgazanería no es parte de la rehabilitación de ningún privado de libertad”.

Las recluidas en el Centro Femenino de Adaptación Social de Honduras (Cefas) también deberán realizar el trabajo obligatorio que se pretende aprobar en las próximas semanas.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *