Ginebra, Suiza, 6 de mayo.- La delegación de Honduras que participa en la 22 Sesión del Grupo de Trabajo del Examen Periódico Universal (EPU) solicitó hoy a Panamá que tome todas las medidas para asegurar que los niños indígenas ejerciten plenamente sus derechos y que instale programas de apoyo para los menores migrantes.

Luego de que la representación panameña hiciera su exposición del EPU, el procurador general hondureño, Abraham Alvarenga, quien forma parte de la misión hondureña que asiste al evento en Ginebra, pidió la palabra para hacer una serie de recomendaciones.

El funcionario hondureño inició su declaración dándole la bienvenida a la delegación de la República de Panamá y agradeció la presentación de su informe nacional.

“La delegación de Honduras saluda con satisfacción todos los esfuerzos realizados por Panamá para implementar las recomendaciones aceptadas durante su primer examen”, agregó Alvarenga.

Destacó en particular “todos los cambios legislativos y acciones de medidas encaminadas al fortalecimiento de su sistema de justicia, inclusión de las personas que comprenden grupos vulnerables y la reducción de la pobreza y la desigualdad”.

Dijo además que es encomiable la transparencia de la República de Panamá al reconocer en su informe la existencia de la discriminación racial en su país, así como la situación de vulnerabilidad de las personas con discapacidad dentro de su población y las acciones que están llevando a cabo para revertir esas situaciones.

Honduras recomienda a Panamá que tome todas las medidas para asegurar que los niños indígenas puedan ejercitar plenamente sus derechos y que instale programas de apoyo para los niños migrantes, agregó.

La delegación hondureña también se pronunció a favor de que Panamá ratifique la Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares.

Alvarenga animó a Panamá a que siga adoptando todas las medidas necesarias para integrar los derechos de las personas con discapacidad en todas la políticas públicas.

Además, que se fortalezca la Secretaría Nacional para las Personas con Discapacidad para que estandarice protocolos y guías líneas para la ejecución de los servicios de rehabilitación en el nivel nacional.

Honduras también recomendó que se extiendan los servicios de educación a las zonas rurales y garantizar el acceso de todos los panameños a una educación de calidad sin ningún tipo de distinción, incluyendo a las personas pertenecientes a las comunidades indígenas y afrodescendientes, a fin de reducir la inequidad en el país.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *