Tegucigalpa.- El presidente de la República, Juan Orlando Hernández, ordenó hoy desde Bélgica la intervención de farmacias, almacenes y bodegas de medicamentos en respuesta al boicot descubierto por autoridades de la Secretaría de Salud en las últimas horas.

“Hemos decidido intervenir las farmacias, almacenes y bodegas para evitar que los malos empleados públicos, asociados a redes corruptas, no continúen robando los medicamentos”, dijo el mandatario en cadena nacional.

Agregó que “la intervención de las farmacias, almacenes, bodegas de medicamentos y otros insumos médicos obedece a la urgente necesidad de asegurarnos que los fármacos comprados con dinero del pueblo hondureño lleguen a los enfermos que acuden al sistema de salud y que no continúen en manos de las mafias entronizadas en las mismas”.

El presidente se dirigió a los hondureños desde Bruselas, Bélgica, donde participa en la Cumbre de la Unión Europea con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños UE-CELAC, e indicó que los hallazgos denunciados por autoridades sanitarias obligan al Gobierno a tomar acciones inmediatas.

Además, recordó que durante años los malos empleados públicos se han dado a la tarea de boicotear el sistema de salud al retener, esconder y, en casos graves, vender los medicamentos adquiridos por el Gobierno para suplir a los hospitales estatales y que las personas más pobres del país tengan acceso a los mismos.

En ese sentido, el presidente Hernández también informó que los empleados implicados en el boicot serán suspendidos y sustituidos por otro personal a fin de evitar que se siga ocultando el medicamento.

También reiteró el llamado a la población para que utilice la línea 130 para denunciar actos de corrupción en la administración pública, como parte de la transparencia que impulsa el Gobierno.

El mandatario dijo que no es posible que con el dinero asignado para la compra de fármacos y otros insumos no haya medicinas en los hospitales y centros de salud.

Los casos de boicot dados a conocer por las autoridades de Salud que investigan la red de distribución de medicamentos evidenciaron el ocultamiento de diez millones de tabletas de acetaminofén que servirían a pacientes con dengue y chikungunya.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *