El aspirante del Partido Nacional, Juan Orlando Hernández, expuso este martes su propuesta de gobierno “Plan de todos para una Vida Mejor” ante el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) y volvió a advertir que en su gestión no habrá espacio para funcionarios haraganes.

El “Plan de todos para una Vida Mejor” contiene tres grandes propósitos: recuperación de la paz, generación masiva de empleo y la implementación de programas sociales y la reducción de la desigualdad social, así como diez compromisos ineludibles y cien resultados de gestión.

“A algunos no les ha gustado que yo haya dicho que el que esté en la administración pública debe dar resultados y debe ser medido por resultados. Ya no se puede estar chinchineando a funcionarios haraganes ni indolentes”, comenzó diciendo en su presentación.

Juan Orlando explicó que su propuesta nace de 82 consultas en foros con la sociedad civil llamados “El Pueblo Propone” que se realizaron por las ciudades más importantes de Honduras y anunció que la misma empezará a ser ejecutada un día después de las elecciones generales.

“El 25 de noviembre inicia la etapa de transición hacia el nuevo gobierno con la instalación de un diálogo fiscal y social, porque no se puede esperar más”, dijo, antes de lamentar que “Hay 3.7 millones de hondureños que viven en pobreza extrema… He visto cómo la gente vive en miseria, en condiciones infrahumanas, eso no puede ser y los que estamos en este salón debemos ser solidarios con ellos”.

La propuesta de seguridad del Partido Nacional incluye: reducción de muertes violentas; proteger la vida y los bienes de los hondureños; eliminación de la extorsión a personas, empresas y comunidades; eliminación del impuesto de guerra; protección de empresa; recuperación del control del Estados y los ciudadanos sobre el territorio nacional; eliminación de la impunidad; combate frontal al narcotráfico y al crimen y depuración de todos los operadores de justicia.

“A diferencia de otros partidos, nosotros sí sabemos cómo lo haremos, con quién lo haremos y con qué fondos lo desarrollaremos”, dijo Juan Orlando, para luego expresar que “Es fundamental atender a los pobres desde el Estado”.

Y agregó: “No podemos seguir siendo indolentes ni fríos con los que con menos tienen, con ese 45 por ciento de hondureños que vive con un menos de un dólar al día”.

El candidato nacionalista prometió que en su gobierno se logrará una cobertura universal y gratuita de salud y se elevará la entrega del Bono 10 Mil a las 800 mil familias más pobres de Honduras.

“Ustedes tendrán que escoger en noviembre entre dos caminos: lo que ya se ve en América del Sur, donde cierran empresas y le ponen un brazalete a alguien cuando val al supermercado y manchan hasta las iglesias, los que generaron el conflicto político; y el camino de mi partido, que queremos vivir en paz y en democracia”, les dijo a los empresarios.

Juan Orlando también aseguró que: “Un año antes de la crisis del 28 de junio de 2009 empezó la caída libre de Honduras… Los del gobierno anterior se peleaban con todos, con la Corte Suprema, con las iglesias, con la empresa privada, con todos los sectores”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *