diciembre 3, 2020

Tegucigalpa.- En Juicio Oral y Público, Agentes de Tribunales de la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV), adscritos a la Unidad de Estructuras Criminales, obtuvieron Sentencia Condenatoria por 86 años, 8 meses de reclusión, mediante Estricta Conformidad, contra Marvín David Ávila Barrientos , alias “El Chele”, por los delitos de Asesinato del hijo del ex director de la Policía Nacional, Ricardo Ramírez del Cid, Óscar Ramírez Umaña (17) y Asesinato en su Grado de Ejecución de Tentativa de dos miembros de su seguridad personal y dos testigos protegidos.

La hechos ocurrieron el 17 de febrero de 2013, a las 8:30 de la noche, cuando Ramírez Umaña, Carlos Armando Lira (30) y Abraham Gúnera (32), compraban alimentos en comercio “Típicos de la Costa”, local ubicado en la colonia Lomas de Toncontín, hasta donde “El Chele”, junto a varios menores de edad, abrieron fuego contra la humanidad del joven estudiante.

Vale destacar, que uno de los elementos fundamentales para el éxito en este juicio, fueron los diversos elementos probatorios presentados por el Ministerio Público (MP), entre los que destacan: testigos protegidos, pericias a nivel nacional e internacional y la identificación plena del automóvil en el que se transportaban los victimarios al momento de perpetrar el crimen.

Según el análisis de la escena del crimen, de la que se recolectó un total 50 casquillos percutados, Ramírez Umaña recibió tres, Lira nueve y Gúnera 5, en diferentes partes de sus cuerpos.

Asimismo, dos testigos protegidos fueron trasladados gravemente heridos al Hospital Escuela Universitario (HEU), en donde se les extendió 35 días de incapacidad por peligro de muerte.

Por otra parte, es importante mencionar, que hay tres menores de edad que ya están sentenciados por infracción mayor, ósea a 8 años de internamiento en el Centro Pedagógico Renaciendo, mientras que otro de los involucrados se fugó del mismo centro y fue encontrado muerto en San Pedro Sula y finalmente otro falleció en la escena del crimen.

En el caso de “El Chele”, quien fue detenido en marzo de 2013 en la colonia Villeda Morales, este aceptó su participación en los hechos, por ende fue objeto de una sentencia bajo Estricta Conformidad, contenida en el artículo 322, del Código Procesal Penal, que dice que antes de iniciarse la práctica de la prueba, el acusador y la defensa con la aquiescencia del acusado, podrán pedir al Tribunal que Sentencia aplicar al imputado la pena que en ese momento sea solicitada, de acuerdo con el escrito de acusación inicial o con la modificación que en este momento se proponga, pena que en ningún caso podrá ser inferior al mínimo que señala el Código Penal para el delito o concurso de delitos de que se trate.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *