noviembre 25, 2020

Tegucigalpa – Las autoridades de la Dirección General de Tránsito, instalaron este viernes un dispositivo en el centro de la capital hondureña, para evitar que los transportistas del servicio como rapiditos vuelvan a aparcar sus unidades en las proximidades del edificio del Congreso Nacional.

Con la instalación de patrullas motorizadas y grúas desplazadas en el lugar, se está advirtiendo que si algún transportista de los rapiditos intenta estacionar su unidad para obstaculizar el tráfico, será sancionado y su vehículo será llevado hasta los predios de la Dirección Nacional de Tránsito.

Durante esta semana, el centro de la capital hondureña ha sido escenario de protestas por parte de un sector de los transportistas que se sienten afectados con las reformas a la Ley de Transporte que se discute en el Congreso Nacional.

Según los transportistas se sienten marginados de la normativa lo que los dejará como ilegales exponiéndose a severas multas si deciden continuar operando.

Los diputados han anunciado que será hasta el próximo martes que se termine de aprobar las reformas a la Ley de Transporte que estipula fuertes sanciones para los propietarios de unidades que infrinjan lo dispuesto en la nueva normativa jurídica.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *