San Pedro Sula. En el marco de la rehabilitación y reconstrucción del Valle de Sula tras los daños causados por las tormentas Eta y Iota, autoridades del Gobierno de Honduras se reunieron con un conglomerado empresarial de construcción de Brasil, con el cual se definirá un plan estratégico para el dragado de los ríos Chamelecón y Ulúa.

Esta hoja de ruta, explicó la designada presidencial María Antonia Rivera, se suma al plan exitoso que se ha llevado con la reparación de bordos en el Valle de Sula y tendrá una serie de etapas que vendrán a proteger más de dos millones de habitantes de las planicies y toda la agroindustria que se da en la zona norte del país.

En la reunión también participaron el ministro de Finanzas, Luis Mata; otros funcionarios del Gobierno; miembros de la Comisión para el Control de Inundaciones del Valle de Sula (CCIVS), de la industria de la construcción y veedores del Foro Nacional de Convergencia (Fonac), entre otros,

Rivera indicó que ya se detalló al presidente Juan Orlando Hernández “cómo se ha avanzado en la reparación de los bordos, pero también esta hoja de ruta de los dragados, ya que es primordial como segunda fase”.

“Nos hemos reunido con esta empresa brasileña, donde ellos dieron a conocer qué se puede hacer en estos dos ríos”, y habrá “una nueva reunión con esta comisión para definir prioridades porque no se puede hacer todo en seis meses”, aseguró Rivera.

Zonas puntuales y de mayor riesgo

La designada presidencial expuso durante la reunión que “como Gobierno nos enfocaremos en zonas puntuales y de mayor riesgo para evitar cualquier inundación cuando vengan las lluvias nuevamente y hacer que estos dragados funcionen”.

“El próximo Gobierno debe y tiene la obligación de continuar con este tema de dragado para poderlo concluir y luego se debe complementar con proyectos como el tema del entramado de estos bordos”, concluyó Rivera.

Primeros dragados

El presidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico) en la zona noroccidental, Arnaldo Martínez, destacó que “el objetivo es desazolvar los ríos del Valle de Sula con dragados, especialmente las desembocaduras de los ríos Chamelecón y Ulúa”.

“Esta sería la primera etapa de estos trabajos, ya que el tiempo es muy corto y solo se cuenta ya con casi tres meses antes de que llegue la temporada de lluvias”, agregó Martínez.

“Estamos realizando este tipo de reuniones, y tendremos una para afinar esta hoja de ruta para dragar los dos ríos del Valle de Sula y poder hacer un buen plan de trabajo como el que ya se ha ejecutado con los bordos y el cual ya tiene mucho éxito, porque tiene un avance arriba del 80%”, indicó el presidente de la Chico.

“Por la parte de rehabilitación de bordos estamos hablando de una inversión arriba de los 500 millones de lempiras y esto viene a reactivar la economía de la construcción, además de los proyectos privados que vienen a complementar estos”, finalizó Martínez

Related Posts

  1. Kimberly Barahona says:

    A que horas vienen averiguar si hay solución para estas gente, me parece una falta de respetos y juego con el pueblo hondureño, póngase la mano en la conciencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *