enero 15, 2021

Un caso insólito tiene que resolver la justicia de Corea del Sur por el caso de una mujer que encerró a su marido y lo obligó a tener relaciones sexuales durante 29 horas seguidas.

La mujer, según reporta el Daily Mail, quería demostrar que el matrimonio se había consumado, para luego obtener el derecho a pedir el divorcio. (Vea aquí: Póngale picante a su relación, estos son los beneficios del striptease)

Este se convierte en el primer caso que la justicia deberá resolver, desde que la Corte Suprema de Corea del Sur decidió que la violación conyugal es un delito, en mayo de 2013.

De acuerdo a la Fiscalía, la esposa actuó en contra de la voluntad del hombre y además quiso aprovecharse económicamente.

anigif casa raul

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *