Tegucigalpa.- Al servicio exterior serán enviados los funcionarios que hayan sido claves para luchar contra el crimen organizado y el narcotráfico, reveló el presidente Juan Orlando Hernández.

Ustedes han demostrado que cuando un pueblo decide sacudirse un mal como el narcotráfico, lo han hecho y vamos a seguirlos apoyando”, dijo el general Kelly recientemente, antes de abandonar el cargo como jefe del Comando Sur de Estados Unidos.

En cuanto a las solicitudes de extradición, el gobernante indicó que no hay más peticiones en la Cancillería. “Ya todo lo que pasó por Cancillería está en la Corte”.

Cabe destacar que durante los dos años de gestión del presidente Hernández, ocho hondureños han sido extraditados a Estados Unidos para ser juzgados. Esto significa que sean culpables o inocentes, solo significa que deberán comparecer ante la justicia de otro país para establecer ahí su participación o no en delitos del crimen organizado.

Ante ese escenario, en el que Honduras decidió abrirse a las extradiciones, “también nosotros necesitamos proteger a quienes tomaron decisiones difíciles en el Poder Judicial y cualquier cosa pueden decir de la Corte que está finalizando pero yo debe reconocerles algo públicamente: cuando muchos no querían tramitar las extradiciones por un temor que era lógico, normal, después de lo que había ocurrido en Colombia, yo les dije a ellos: si alguien de ustedes está en riesgo, en el momento que firmen una extradición el avión va a estar listo y lo sacamos fuera del país y van a estar bajo la protección del foro diplomático en cualquier lugar”.

En ese sentido, dijo que una vez abandonen sus cargos, estos funcionarios no pueden quedar desprotegidos y por tanto, una opción para ellos es enviarlos al servicio exterior.

“Tengo que preocuparme del general (Fredy) Díaz (exjefe del Estado Mayor) y su familia, yo quiero que el pueblo hondureño entienda que no es justo que alguien que haya puesto en riesgo su vida y se ha arriesgado de tal manera, lo dejemos abandonado. El Estado tiene que protegerlo hasta el último de sus días porque nos ayudaron a salir de este gran problema”.

Cabe destacar que las principales bandas o carteles del narcotráfico fueron desmantelados en Honduras.

Muchos de estos dejaron de lado ese delito pero migraron hacia el de la extorsión, por lo que en 2016 la ofensiva será a golpear los bienes de los extorsionadores y llevarlos a la cárcel, para lo cual se ha propuesto crear la figura de los jueces antiextorsión.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *