Al menos, 76 profesionales del derecho perdieron la vida en los últimos cuatro años (2010-2013) de los cuales el 97% de los casos continúan en la impunidad, reveló hoy un informe sobre la situación de los derechos humanos en Honduras, divulgado por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH).

Con los tres casos registrados en lo que va del 2014, uno en Tela, uno en San Pedro Sula y otro en Tocoa, suman ya 79 los profesionales del derecho que han perdido la vida en los últimos 50 meses y medio (2010 – 14 marzo 2014).

En el documento, el titular del organismo humanitario, Ramón Custodio, establece que el ejercicio del derecho continúa siendo una profesión de alto riesgo para quienes la ejercen, debido a los niveles de inseguridad que hay en el país.

El ombudsman hondureño declaró que pese a que el Estado hondureño está en la obligación de garantizarles a los profesionales del derecho que realicen su labor sin ningún tipo de intimidación, varios son los abogados que han sido objeto de atentados, amenazas y ven como se pone en peligro su integridad física y la de sus mismos familiares.

Se estima que en el país hay alrededor de 16,543 profesionales del derecho que forman parte del Colegio de Abogados de Honduras (CAH).

Durante el 2013, el CONADEH registró 29 hechos violentos, contra profesionales del derecho, con un saldo de 24 personas muertas y 9 heridos.

Añade el informe que de las 24 personas muertas, 21 eran profesionales del derecho y 3 particulares que se encontraban en el mismo lugar donde ocurrió el hecho violento.

En lo que respecta a las 9 personas que resultaron heridas, 6 eran abogados, un empleado de un bufete, así como la madre y la hija de una profesional del derecho.

En el documento se explica que de los 21 abogados muertos violentamente, 19 eran hombres y 2 mujeres.
9 abogados fueron ejecutados en el interior de su vehículo.

Otros de los hallazgos del informe, de lo ocurrido en el 2013, es que 5 de los 18 departamentos del país fueron escenario de los hechos sangrientos donde perdieron la vida los 21 abogados.

En el departamento de Cortés murieron violentamente 9, 7 en Francisco Morazán, 3 en Colón, 1 en Yoro y 1 en Copán, enumera el informe.

Agrega que 17 profesionales del derecho murieron víctimas de las armas de fuego, 3 con arma blanca y uno supuestamente asfixiado.

De acuerdo al lugar donde perdieron la vida, se establece que 9 abogados fueron ejecutados en el interior del vehículo en que se conducían, 6 murieron en la vía pública, 1 en el interior de su bufete, 1 en una vivienda, 2 en canchas de futbol, 1 en el interior del bus en el que se conducía como pasajero y 1 en un centro social.

El informe indica que entre las víctimas del 2013, figuran un juez de un tribunal de sentencia, un fiscal del Ministerio Público, 2 ex jueces, 1 ex candidato a regidor por el partido LIBRE, un regidor por el Partido Liberal.

A estos se agregan, abogados con orientación al área laboral, civil y penal, alrededor de 6 profesionales del derecho con bufete privado, un asesor de la Corporación Dinant, un asesor de una institución del Estado, un candidato alcalde por el Partido Anticorrupción y un pasante de la carrera de derecho, entre otros.

También se menciona en el informe que en la mayor parte de los crímenes contra abogados, los victimarios se conducían en motocicleta, en algunos casos en vehículo, en taxi e incluso a pie.

Uno de los hechos preocupantes señalados en el informe es que, en alrededor de 15 casos los responsables de cometer el hecho sangriento son personas desconocidas.

También se hace mención a que la policía detuvo a un agente de la DNIC como supuesto responsable de uno de los delitos, además, detuvo a una empleada doméstica y la esposa de uno de los occisos por suponerla responsable del hecho criminal.

En diciembre fueron ejecutados 4 abogados; 3 en febrero; 2 en abril, 2 en mayo, 2 en junio, 2 en agosto y 2 en septiembre; 1 en enero, 1 en marzo, 1 julio y 1 en noviembre.

En un recuento de los hechos ocurridos entre el 2010 y el 2013, el CONADEH establece la muerte en circunstancias violentas de 76 profesionales del derechos de los cuales el 97% de los casos se encuentran en la impunidad ya que únicamente en 2 casos hubo sentencia condenatoria.

Mencionó para el caso que, en el 2012, La Sala Quinta del Tribunal de Sentencia de San Pedro Sula condenó a Nelson Ubaldo Rivera Oviedo a 20 años de prisión por el delito de homicidio simple en perjuicio del abogado y pastor evangélico Carlos Roberto Marroquín, hecho ocurrido el 21 de febrero de 2011 en la Col. Aurora de San Pedro Sula.

En septiembre de 2013, luego de llevarse a acabo la audiencia de individualización de la pena, el ex agente de la DNIC Mauricio Alexander Mejía Figueroa fue condenado a purgar una pena de 30 años por el asesinato del coordinador del Ministerio Público en Puerto Cortés, Raúl Enrique Reyes Carbajal, hecho ocurrido el 17 de mayo de 2011 en la aldea Río Nance, de Choloma, Cortés.

De acuerdo a los registros del CONADEH, 10 de los 18 departamentos del país, han sido escenario de hechos sangrientos donde perdieron la vida 76 miembros del gremio de abogados.

Los departamentos de departamento de Francisco Morazán con 31 abogados y Cortés con 23 fueron escenario del 71% de la muerte de profesionales del derecho.

Otros departamentos donde se han registrado muertes violentas de abogados son Yoro con 6, Atlántida 4, Colón 4, Olancho 3, Copán 2, Comayagua 1, Choluteca 1 y El Paraíso con 1.

De las 76 víctimas registradas por el CONADEH, 63 (83%) son hombres y 13 (17%) mujeres.

Finalmente se establece que 68 víctimas, que representan el 89%, fueron ejecutados con armas de fuego, 4 murieron por asfixia por estrangulamiento, 3 por arma blanca y uno por un supuesto suicidio.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *