“El presidente teme, que teniendo un presidente de la Corte Suprema de Justicia que él no pueda manipular, puede dar lugar a que se anule como debe ser, porque adolece de nulidad absoluta esa sentencia” afirmó el abogado Edmundo Orellana Mercado.

Agregó que “la sentencia que emitió la sala declarando inconstitucional el artículo que prohibía y sancionaba a quien lo aspirase a la reelección, así que yo creo que aquí el problema es la irreductibilidad de la posición del presidente de la Republica”

El togado indicó que espera que el Presidente de la Republica razone porque en todo esto debe estar de por medio el interés nacional.

“Hay elementos extraordinarios ahí, que le pueden dar a él la seguridad de actuar en forma independiente, racional y apegada al derecho, de manera que todo depende de que el Presidente de la Republica de las instrucciones respectivas para hacer los cambios de posición, para que la próxima elección tengamos ya una Corte” apuntó Orellana.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *