El presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras, el pastor Alberto Solórzano, dijo este lunes que espera que las acciones de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad (Maccih), no sean de carácter cosmético, dejando intactas a las redes de corrupción en el país.

“Nosotros nos sumamos al anhelo de todos, de que esto no sea una acción de carácter cosmético, superficial, sería penoso para el país que un evento de esta naturaleza que ahora combina presencia foránea, se quede nada más en una especie de amago, sin profundizar”, manifestó Solórzano.

El pastor apuntó que “la corrupción en el país es un entramado y que a estas alturas difícilmente se puede hacer una acción en contra de algún corrupto sin afectar a otro, ya que es como una tela en la que si usted hala un hilito, esta a su vez hala a otro y a otro”.

El religioso manifestó que la corrupción necesita golpes que sean atinados a la cabeza para desarticular las redes,”Si usted agarra un garrobo (iguana rayada) y le corta la cola, da la impresión de que se va a morir por eso, pero no se muere, en realidad que después de un rato le vuelve a crecer”, explicó.

Ejemplificó el tema de la Policía Nacional en donde “hay -asocios- con otros elementos de la sociedad que se han puesto de acuerdo para, por un lado, delinquir y por otro lado estimular la corrupción en el país”.

Añadió que “hay que ver la integralidad del proceso, “usted no solo puede irse solamente al tema del Seguro Social, ese es un tema mediático, posiblemente se dé con la captura de algunas personas, pero que no va a resolver el tema de la corrupción”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *