Tegucigalpa.- El diputado nacionalista por Francisco Morazán Oswaldo Ramos Soto, expresó hoy que sería correcto derogar la ley que le dio vida al Consejo de la Judicatura, así como aceptar la renuncia interpuesta por los concejales.

Ante presiones de diversos sectores de la sociedad, los miembros del Consejo de la Judicatura y la Carrera Judicial, presentaron el pasado viernes la renuncia a sus cargos ante la secretaría del Congreso Nacional.

“Al elegirse el Consejo de la Judicatura, lo que provocó fue un pleito en el Poder Judicial, hubo problemas entre magistrados y miembros del Concejo”, manifestó el congresista.

“Si a mí me tocara decir, le aceptaría la renuncia y creo se debe presentar una iniciativa para derogar de la Constitución de la República, el Concejo de la Judicatura”, señaló.

Recordó que cuando se aprobó la actual Constitución en 1982, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) sólo estaba integrada por nueve magistrados y el presidente del Poder Judicial formaba parte de una de las tres salas en aquel entonces.

Explicó que a raíz de las reformas del año 2000 y 2001, se subió el número de magistrados a 15 y se creó la Sala de lo Constitucional.

Señaló que antes “del experimento” del Consejo de la Judicatura, se le otorgó facultades al presidente de la CSJ para administrar el presupuesto y realizar nombramientos de jueces.

En ese sentido, consideró que sería lo correcto para no insistir en el mismo problema y así evitar tener conflictos entre los magistrados de Poder Judicial.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *