Kenny Castillo Fernández nació en la comunidad garífuna de Corozal, La Ceiba Atlántida. Estudió sus primeras letras en el Jardín de Niños Domingo Amador de Padilla, posteriormente en la Escuela local Ramón Rosa. Egresado de la carrera de Periodismo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Es uno de los pocos periodistas del pueblo Garífuna. Una condición que ostenta con orgullo “pues representa un compromiso más a los muchos que establece la teoría del periodismo”. Su trabajo en el campo de la comunicación inicia siendo reportero-redactor deportivo en Diario La Prensa, también fue locutor de Radio Nacional.

El Informativo.hn le invita a conocer más sobre un garífuna de talento, en este mes de la Herencia Africana en Honduras.

Kenny se define a sí mismo como:

Un hombre normal con algún sentido de lucha social, “odio las injusticias y procuro siempre ser inclusivo respetuoso y pluralista, lo digo aún y cuando rehúyo a ponerme adjetivos, tampoco me gustan las etiquetas”.

¿Qué es lo más triste que recuerda de su infancia?

Definitivamente creo que la ausencia de un hogar consolidado hizo que en medio de la felicidad encontrara tristezas, lo positivo es que soy hijo de mi mamá, pero también de varias tías y de mis abuelas, soy construcción de colectiva.
Kenny 1

¿Cuéntenos que es lo mejor que recuerde de su juventud?

Mis amigos de mi comunidad de Corozal y el fútbol. No he sido muy aventurero que digamos. Muchas de las cosas que normalmente se hace en la juventud no las hice.

¿Háblenos de su relación con su familia?

Soy muy familiar, amo a mi familia, pero debo aprender a hablar más por teléfono. Cuando llego a mi comunidad, me fascina estar con mis sobrinas.

¿Cuál es su mayor temor?

Que mi mamá, diga que no soy su hijo.

¿Su mayor virtud?
Me considero educado.

Sus defectos:

Tengo mi poquito de caótico, a veces muy serio y explosivo. También tengo que trabajar mucho en la persistencia, ya que a veces suelo renunciar cuando veo complicadas las cosas.

Su comida favorita:

El tapado garífuna con pescado salado ummm es una delicia. Recuerdo cuando en mi pueblo, en mi niñez, se salaba el pescado de manera artesanal se dejaba al sol en los patiuco que eran unos palos en donde se enganchaban los pescados para ponerlos al sol. Ahora ya no se hace eso porque todo mundo tiene refrigeradoras, es interesante hasta donde afecta esto porque al ya no producirse esa práctica, también la palabra se va perdiendo.

¿Cuáles son los nuevos proyectos de Kenny?

Bien, ahora estoy haciendo un trabajo que me tiene muy satisfecho, investigo la migración y dispersión de la población garífuna en la última década, es un material que no existe en Honduras y si Dios quiere en algunos meses presentaré un libro con ese título.

¿Qué significa para usted el Mes de la Herencia Africana?

Es el reconocimiento a nuestra ancestría y de los aportes que ha hecho la africanidad a la cultura e identidad nacional. Abril es un mes bonito para nuestro país, es un mes de verano en el que florece el orgullo que llevamos por nuestra procedencia africana. Recordemos el gran trabajo que hicieron los africanos cuando fueron traídos por los españoles y lo que vino después hasta el día de hoy.
Kenny 3

¿Cuál ha sido su mayor reto en el periodismo?

Siendo mi país, multicultural me gustaría instalar en el periodismo nacional el lenguaje de la comunicación intercultural, los periodistas ya no podemos expresarnos con frases peyorativas y discriminatorias como “indio con reloj”, “maíz a peso” “merienda de negros”. Debemos hacer acopio de un lenguaje neutro sin faltar el respeto a los grupos que componen. Las mujeres con gran acierto han reclamado el uso sexista del lenguaje pues los pueblos indígenas y afrohondureños reivindican el uso del lenguaje intercultural.

¿Alguna vez fue discriminado en el gremio periodístico por ser garífuna?

Sí claro. Me gusta mencionar esto porque le doy mérito a mi gran amigo Óscar Flores López que era mi jefe y le tocó defenderme de las mentes racistas que había en el periódico cuyo nombre no diré porque vivo agradecido. Ni me daba cuenta hasta que un compañero que no era Óscar me contó. En mi cara nunca nadie me discriminó. Ser negro en Honduras es complicado, significa tener menos oportunidades de por sí que son pocas, pues menos para nosotros, por eso quienes más emigran son los garífunas.

¿Qué significa para usted ser garífuna?

Orgullo y honra, pero también es una gran responsabilidad porque la solidaridad, la paz, el respeto, la armonía, la alegría son manifestaciones propias de la cultura garífuna. No concibo un garífuna ladrón, ni asesino o egoísta, eso no se enseña en la cultura garífuna.

¿Su mayor pasión en el periodismo es, ha sido y será?

Por mi trayectoria la gente dirá, deporte, pero no, me encantan los reportajes humanos, los que ponen en relieve los problemas del ser humano, aquellos que con un poderoso relato te hacen reír o llorar, eso es lo que me gusta.

Cuéntenos su mejor anécdota en el periodismo:
Tuve 2 premios nacionales de periodismo deportivo, uno como novato del año y el otro como mejor redactor, algo bueno hice. También me fue concedido un reconocimiento por mi trayectoria en Corozal, mi comunidad.

¿A qué periodistas admira y por qué?

Hay varios que me han gustado, pero nunca les he copiado nada en Deportes me gustaba Jorge Zelaya, Luis Edgardo Vallejo, Rafael Mairena, German García, Francisco Rivas, Salvador Nasralla y Nelson García. En prensa general Rodrigo Wong Arévalo, Oscar Ramiro Flores, Napoleón Mairena, Gilda Silvestrucci. Son profesionales grandísimos, que han dejado enseñanza, pero repito no me parezco periodísticamente a ninguno de ellos. Escuchando ahora a David Romero deber ser el más valiente de la historia, también se lo reconozco.

¿Qué es lo que más extraña de Diario La Prensa?

El nerviosismo que se siente en las mañanas cuando sale una noticia importante tuya, hay incertidumbre y muchas emociones, es un coctel de sentimientos, eso no se compara con nada, es delicioso, como también la noche antes, cuando te vas a dormir hay una sensación realmente extraordinaria.

Si le tocara elegir entre, periodismo deportivo y Relaciones Publicas, ¿Cuál elegiría?
Entre esas dos el deportivo, porque estas en contacto con una de las pasiones de la gente, el deporte tiene un magnetismo increíble. Podes irte por el mundo y tocar el sentimiento de la gente.

Su mayor anhelo para la comunidad garífuna es:

Regresar a la mera esencia de lo que es ser garífuna, sumado al desarrollo individual y colectivo. Lo que nosotros llamamos en la institución, desarrollo integral con identidad.

¿Sus sueños para un mejor país?

Me conformaría con que hubiera comida en todas las mesas.

Actualmente el periodista, dirige la oficina de Relaciones Públicas de la Dirección de los Pueblos Indígenas y Afrohondureños (Dinafroh). Su gran interés por su propia cultura lo hace formar parte de múltiples organizaciones con las que fungió en el ámbito de la difusión o comunicación. En 2004 funda Mundo Afroh primer programa de Televisión dirigido y especializado en comunidad garífuna, clausurado dos años después por problemas de financiamiento.

Escribe artículos sobre temas de la comunidad a través de su blog http://kennycastillo.blogspot.com/.

Asimismo Castillo Fernández, es miembro de la Organización Premios Corozal. También ha recibido reconocimiento en su comunidad por su trayectoria y superación.

En el 2012 fue invitado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, cursa y recibe certificado en Participación de los Grupos Minoritarios en Procesos Políticos.

A raíz de este aprendizaje y coherente con las necesidades de la comunidad garífuna de Honduras, ha fundado, la Organización WADANI, definida como una Organización Política No partidista, se enmarca en la gestión política para llamar a la participación a la población garífuna, este proceso es clave en la existencia vital de la comunidad garífuna.

Los principios y la filosófica que mueve a la organización WADANI son extraídos de la cosmovisión garífuna y su percepción de la justicia y de la vida es lograr un gran aprecio por el ser humano y convertir esto en una línea de acción social y gubernamental. Es ver el barrio como familia, la ciudad como familia y por tanto el país como su propia familia.

Los garífunas se ven asimismo como familia, este el secreto, es la base sobre la que descansa los demás pilares de la vida cotidiana. “Si somos familia, nos ayudamos todos; nos protegemos todos”. Este elemento dicho de manera sencilla constituye la esencia de la seguridad y baja delincuencia en la comunidad.

Si sumamos esta idiosincrasia a la profesionalización, tenemos personas capaces de cambiar el rumbo de la sociedad. Wadani es un vocablo garífuna que en español equivale a “nuestro tiempo”, “nuestra oportunidad”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *