Tegucigalpa.- La esposa de un oficial de la novena promoción compareció hoy públicamente para pedir a las autoridades hondureñas que no coloquen a todos los policías en calidad de delincuentes al momento de separarlos en el marco de depuración a la que está siendo sometida la institución policial.

Se trata de Carolina Figueroa, esposa del comisionado Jorge Alberto Mejía, quien abogó por el nombre y la decencia de su familia y dijo que “no es posible que todas las separaciones de policías se etiqueten con el calificativo de delincuentes”.

Figueroa quien compareció en el programa de televisión Frente a Frente, arguyó que ella y su esposo el oficial Mejía, tienen como justificar su patrimonio.

La esposa del comisionado expresó su rechazo a la teoría de que todos deben de salir de la institución de manera igualitaria. Para ella quienes han delinquido e irrespetado la ley no pueden ser confundidos con los buenos policías.

En ese sentido, pidió a la comisión especial encargada de depurar la institución, que hagan un trabajo profundo y justo y que el mismo permita investigar a los ex altos cargos de la Secretaría de Seguridad y de la Policía Nacional.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *