El jefe de la Policía Preventiva de Honduras Héctor Iván Mejía Velásquez, explicó hoy que los extorsionadores y el crimen organizado han penetrado todos los grupos profesionales al grado que “ni los religiosos escapan”.

Como ejemplo apuntó que en las últimas horas, se detuvo al parroco de la la iglesia Sagrado Corazón de Danlí, Dimas Arce Estrada quien fue sorprendido en posesión de un carro con reporte de robo, por lo que las autoridades investigan el grado de responsabilidad que tiene el religioso.

De igual forma recordó el caso que ocurrió esta misma semana en el cual fue detenida en la zona sur, una monja de origen salvadoreño junto a su hermana en posesión de 15 mil dólares.

Según el jefe policial, “hasta el momento, no hay ningun sector o profesión que haya logrado escapar de el hecho de no ser penetrada por alguna estructura criminal”

Detalló que en ciudades como Tegucigalpa y San Pedro Sula, se registra la mayor cantidad de casos, y “hasta el profesional más encopetado, en el fondo es una máscara, atrás tenemos un criminal de primera” señaló.

Añadio, que lo mismo ha sucedido con los religiosos porque tanto pastores evangélicos como católicos se han visto involucrados, “lo que claramente indica que si hay infiltración” afirmó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *