Los primeros minutos para el Madrid comenzaron al mismo ritmo que los ‘Clásicos’ de la primera etapa de Mourinho, pero con un Barça aparentemente peor que entonces, el equipo se desplegó sus filas en defensa con un grupo compacto atrás pero con poca agresividad y consistencia en la presión.

Sorprender a la contra parecía el objetivo del experimento de Ancelotti, no así el Barcelona, muy persistente llegando a las salidas del Madrid y haciendo su juego de forma cómoda y sus infinitos toques .

No obstante, ni uno ni otro generaba peligro en sus áreas , aunque los culés sí se acercaban más al tanto que con su primera ocasión clara llegó el primer gol del partido, al minuto18, Iniesta asiste y Neymar saca un disparo que, con la ayuda de Carvajal, termina entrando en la portería de Diego López.

Primer tramo de muchas dudas por parte del Real Madrid que no encontrada juego, momentos de tensión para los merengues con el 1-0, cuando en la siguiente jugada, Messi estuvo a punto de sentenciar a los blancos.

Ancelotti no miraba nada claro por donde sus muchachos podían llegar y sus “armas” ofensivas, tuvieron que ser intercambiadas por posiciones de Bale y Di María ante la falta de recursos.

Surgieron entonces los mejores minutos del Madrid con las primeras posesiones largas pero que no terminaban en nada y es que la primera para los blancos llegó al minuto 43′, con polémica incluida, Cristiano llega por la banda izquierda poniendo un centro a Khedira que éste remató y Valdés terminó sacando con mano de Adriano entre medias, el árbitro no pitó el penalti. Esto antes de finalizar la primera parte.

Al inicio de la segunda mitad y sin cambios por parte de los dos equipos, Neymar seguía llegando con mucha comodidad por la banda de Carvajal, que pasó demasiados apuros en defenderla. La primera fue del mismo brasileño, pero Diego López tapó el disparo a la perfección. Mismas sensaciones, ningún cambio significativo en el juego

En el minuto 58 llegó la ocasión clara del Madrid y el principio en la solidez de su juego, una gran presión de Khedira y Modric tornó en casi gol, de no ser por el paradón de Valdés al trallazo de Cristiano, mejoró el equipo, con las primeras combinaciones con sentido y proyección ofensiva. Con la entrada de Benzema por Bale apareció mayor claridad en la zona de ataque.

Dominio blanco y otra jugada para la polémica con un penalti de Mascherano sobre Cristiano cuando se quedaba cara a cara contra Valdés. Y en la jugada posterior, Benzema se sacó un disparo desde la frontal del área que se estrelló en el poste para la desesperación del francés.

Pero justo cuando el equipo más merecía el empate llegó el 2-0 para los azulgrana. Alexis lo firmó con una vaselina perfectamente ejecutada desde la frontal y el Barça pudo sentenciar de nuevo por medio de Alves, de no ser por una gran parada del guardameta Diego.

Con el 2-0 se llegó al descuento, Jesé recortó distancias per fue demasiado tarde, el equipo de Ancelotti desperdició los primeros 45 minutos y terminó pagando caro.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *