Tegucigalpa – El exministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, dijo este jueves que cuando fungió en el cargo solicitó el informe sobre el asesinato del zar antidrogas, Julián Arístides González, pero le contestaron que el mismo había sido remitido a la Fiscalía hondureña.

“Como secretario de Seguridad no recuerdo en ningún momento haber recibido de ninguna oficina de la Secretaría información acerca de ese caso, cuando consulté sobre el mismo se me dijo que estaba en la Fiscalía General de la República y que ahí se estaban llevando las investigaciones. Yo respondo cuando fui ministro de seguridad” dijo.

“Es aquí donde deben trabajar fuertemente las oficinas de investigación del Estado, sale un informe en un periódico de gran prestigio a nivel internacional, pero luego escucho a la persona que hizo la nota, en un foro en El Salvador, decir que el 95 por ciento de los periodistas son corruptos, entonces esto me hace perder la confianza en la persona que hizo la investigación”, señaló.

El exfuncionario demandó ventilar estos casos en las instancias correspondientes y no en los medios de comunicación, como sucede en los últimos días.

El extitular de Seguridad en la gestión del gobernante Porfirio Lobo, sugirió a la Fiscalía llamar a declarar a todos los oficiales mencionados en el informe del The New York Times (NYT).

En torno a las declaraciones del exjefe policial, Ramón Sabillón Pineda, sobre la existencia de narcopolíticos en el Partido Nacional y Partido Liberal, el exministro Bonilla refirió que estas situaciones deben debatirse en los órganos encargados de impartir justicia porque cuando se hacen en el ámbito público deja se der parte de la investigación.

“Lo escuché por la mañana hablando que recibió permiso por parte de la autoridad competente para hablar con unos narcos, perfecto, pero me pregunto, ¿dónde está la documentación de esa información que le dieron esos señores, dónde está el traslado de esa información a la autoridad superior?”, detalló

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *