Tegucigalpa.– En menos de dos meses desde su creación se han atendido 198 niños y niñas en el Hogar de Atención Temporal que instaló la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia, DINAF, el cual funciona en la Oficina Regional Centro Oriente con el fin de brindar atención integral a las niñas, niños y adolescentes a quienes se les han vulnerado sus derechos.

Este Centro de paso se creó el 1 de febrero del presente año y funciona bajo la responsabilidad de la Asociación Pan, Techo y Trabajo, mediante la modalidad de tercerización de servicios de atención directa que impulsa la DINAF.

Las niñas y niños permanecen un período corto entre 24 a 72 horas máximo en el Centro de Paso y las causas por las que llegan es por el abandono de sus padres, maltrato, violencia social, abuso sexual, drogadicción y durante su corta estadía se evalúa el estado físico y su situación legal.

En los primeros dos meses desde su apertura, se han brindado 198 protecciones a 117 niñas y 81 varones entre o a 18 años de edad, en su mayoría adolescentes de Francisco Morazán que llegan por diversas causas, los cuales se les garantiza su estadía en el hogar por tiempo limitado mientras se les traslada a un centro permanente para asegurar su vida.

Esta organización con la que la DINAF ha tercer izado estos servicios, trabaja con lineamientos de orientación, cuidado integral y personalizado que se le da a cada niño, bajo la vigilancia de un equipo técnico de la DINAF que supervisa cada una de las acciones que realiza el personal del centro de paso.

El centro funciona con cuatro viviendas, una habilitada para recién nacidos, quienes reciben los cuidados de varias enfermeras y un médico y los otros tres hogares los habitan niños de 3 a 6 años, de 7 a 12 y de 13 a 18 años respectivamente.

Cada niño al ingresar recibe un kit de limpieza personal que consiste en shampoo, jabón de baño, pasta y cepillo dental, peine y desodorante, un par de sandalias y un uniforme que consta de buzo y camiseta, luego se le indica donde está su cama y se le explica que tendrán que cuidar sus pertenencias, porque se las llevará cuando se traslade al hogar permanente.

Además, reciben charlas todos los días en horarios de dos a tres de la tarde, las que son impartidas por un especialista en materia de drogadicción, quien les explica sobre el daño que causan las drogas en su organismo y la importancia de prevenir su consumo.

Entre otros temas se aborda la violencia intrafamiliar, el abuso y los daños que ocasiona, como saber que está siendo abusado y con un enfoque transversal se les dan clases de religión.

La Asociación Pan, Techo y trabajo tiene más de 15 años de existir y desde sus inicios el primer objetivo fue apoyar a la niñez a través del deporte y al conocer la problemática que enfrenta la niñez en barrios y colonias en vías de desarrollo decidió trabajar con el sistema de hogares temporales, por lo que sus ejecutivos agradecieron a la DINAF la oportunidad de formar parte de tan importante proyecto de protección a la niñez de Honduras.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *