enero 15, 2021

El expresidente Otto Pérez admitió hoy a periodistas que se arrepiente de haber extendido el mandato de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), en el país.

Antes de ingresar a la audiencia de primera declaración del caso TCQ, el exmandatario afirmó que la Comisión “está armando un circo” y no se ha enfocado en su papel de fortalecer las instituciones.

Desde finales de 2014, Pérez había mantenido una posición contra la renovación del mandato del ente internacional. Sin embargo el exmandatario tuvo que ceder a la presión nacional e internacional y sobre todo, luego de que la Comisión develara el caso conocido como “La Línea”, según un informe de la Open Society Justicie Initiative recién publicado.

El expresidente es sindicado junto a la exvicepresidenta Roxana Baldetti de ser los cabecillas de la estructura que llevó a cabo el contrato anómalo con la empresa Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), caso por el que será imputado de los delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo, lavado de dinero y fraude.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *