Periodista: Gabriel Ortiz

Basta cerrar los ojos y hacer memoria de algunos años atrás, donde la capital del país era envuelta por un clima frio y que hacia mantener a los capitalinos con ropa caliente la mayor parte del tiempo.

“Aquellos diciembres que nunca volverán”, dice por ahí una canción muy recordada, y es que en Tegucigalpa ya ni en navidad se siente el frio al que estaban acostumbradas las personas, ahora se vive un verano casi todo el año.

El cambio climático y el daño que se ha ocasionado a la naturaleza también ha pasado factura a la capital, que hoy cuenta con pocos árboles, debido a la urbanización y el mal cuido de ellos, además actualmente los pinos dañados por el gorgojo descortezador, que no ha tenido piedad destruyendo grandes hectáreas de ellos.

Daniel Scott es un joven capitalino, preocupado por la tala de árboles en la capital y lo ha llevado a crear un proyecto llamado “TegusVerde”, donde pretende recuperar un poco la imagen arbolizada que tenía esta ciudad y por ende tratar de cambiar también el clima caluroso que impera.

“Pues realmente esta es una iniciativa que surgió por un post que hice en Facebook en el que me quejaba de por qué en la capital se estaban talando los árboles y realmente no tuve respuestas, porque yo buscaba que alguien de la alcaldía pudiera contestarme de una manera lógica del porque esto, pero si un amigo que se graduó de El Zamorano y que está trabajando en los Estados Unidos, me puso, “hacélo vos, deja de quejarte y hacélo vos”, entonces eso me caló y me activó”, expresa Scott.
vv

Y es que quizá Daniel es uno de los muchos que ha notado que la capital no es la misma desde hace unos años, por ello varios de sus amigos lo animaron a que comenzara con este proyecto, ya que cuenta con los contactos necesarios para poder formar y organizar este plan que lleva a la capital a respirar un poco más de limpieza.

“Nos juntamos varios, yo estoy sociabilizando, consiguiendo patrocinios, luego se fueron uniendo un amigo que es ingeniero civil, otra mercadóloga y unimos a Community Manager, que tiene un master en redes sociales, ella se llama María José Martínez y así otras personas de otros rubros”, explica el joven capitalino.

Este proyecto tiene aproximadamente una semana de haberse iniciado, pero no se quiere llevar a la ligera, ya que sus creadores no quieren que solamente sea una actividad relámpago, sino que se quiere que sea un movimiento real, un movimiento de reforestación urbana.
mm

“No queremos que sea algo fugaz, entonces para esto hemos ya como sembrando las bases para organizarnos bien, o sea lograr sectorizar la capital por comunidad, porque esto va ser posible si las comunidades se integran, ya que nosotros lógicamente podemos hacer toda la logística de la siembra, publicidad, el evento lo podemos hacer bonito, pero el evento solo es un día o dos y realmente no va ser algo con éxito si la comunidad no le da el mantenimiento”, siguió comentando Daniel.

Para ser voluntario de este proyecto solo se necesita tener voluntad, luego buscar en Facebook la página “TegusVerde”, darle me gusta y enviar a través del mensaje privado el correo personal, para que puedan ser ingresados en una base de datos y así tomarlos en cuenta en las actividades que se llevaran a cabo.

“Ya llevamos más de mil miembros en la base de datos, la página en Facebook ya lleva más de dos mil likes, es un número bastante bueno y que ojalá a la hora de la verdad toda esta gente se apunte”, para dar a conocer la gran aceptación que ha tenido la población con el proyecto.

Los organizadores de esta iniciativa buscan incentivar a mas capitalinos a que se unan, por ello tienen varias ideas de cómo hacer de esto algo llamativo y que al mismo tiempo ayude a la capital, sembrando en el corazón de las personas la semilla de buscar un mejor medio ambiente.

“No queremos hacer la típica mañana de ir a sembrar, sino con ayuda del equipo, hacer algo que no solo se quede en eso, sino que darle algo al voluntariado, como llamar la atención, poner zonas de hidratantes, un show de música, festival puede ser, se me ocurría de repente hacer un maratón que en lugar de ir a correr sería un maratón de siembra con su kit, entonces son ideas que ahorita las estamos trabajando, pero primero queremos saber cuánta gente está con nosotros, que patrocinadores se pueden conseguir, no queremos patrocinios en efectivo porque así mucha gente se mete a rollos, yo lo que gano es ver a mi Tegus verde realmente”, hace saber Daniel, con un brillo en sus ojos que demuestra la esperanza que tiene por que la capital vuelva a lucir verde.
,,

Con respecto al tema de la Alcaldía Municipal (AMDC), Daniel dice que no ha insistido en obtener una respuesta del porque la tala de tantos árboles en la ciudad, porque no quiere que se sienta como un grupo en contra de la alcaldía, ya que aunque le parece una buena gestión la que está haciendo el alcalde, no quiere manchar el proyecto con algo político.

“Si estoy en contra o favor de algo que él hace no importa, somos un grupo totalmente apolítico, lo que sí quiero que él lo mire como un apoyo por parte de la comunidad, porque lo necesita, nosotros debemos quitarnos la mentalidad de que el gobernante tiene que hacer todas las cosas, hay muchos que a pesar de que sientan el calor, que no hay árboles, no lo ven como una responsabilidad de ellos, sino que del gobierno, pero no, esta una realidad, estamos en un país que se está yendo a la basura y es algo que no podemos permitir”, siguió expresando.

Daniel también explica que buscan la forma de que este proyecto salga lo más auto sostenible posible, sin hacer gastar a los voluntarios, porque no es algo para generar fondos, sino para ver una Tegucigalpa diferente y que se pueda crear un manual y un ejemplo para que las demás ciudades tengan una base para hacer lo mismo después.

Debido a la complejidad de este trabajo, comenta que la primera actividad está estimada para aproximadamente un mes, siempre enviando avances a todos los voluntarios, ya que se quiere lograr algo bien estructurado.

Según Daniel hay que estar conscientes que el cambio no se va a ver en los primero 6 meses, ni en un año, posiblemente sean 20 años para que lleguemos a tener una ciudad totalmente verde y que cambie el clima otra vez, pero sí que sepan que lo que se siembre ahorita le va ayudar a las futuras generaciones.

“Quizá en un futuro nosotros le podamos decir a nuestros hijos “mira esta ciudad como estaba pero nosotros la recuperamos” entonces es algo bien altruista, como un sueño, volver a sentir los fríos de antes, realmente necesitamos gente dispuesta y que no les importe ensuciarse las manos, alegres, porque no queremos un grupo amargado jaja”, siguió diciendo Scott.

Puede ser voluntaria toda la familia, desde niños, hasta ancianos, porque realmente esta ciudad es de todos, y así es responsabilidad el recuperar la belleza verde y natural que antes tenía, para ser ejemplo de que cuando se quiere se puede.

Así que si usted quiere volver al clima frio que se acostumbraba a sentir en esta ciudad, anímese y únase al gran grupo de voluntarios que buscaran dar otra cara a la capital, para más información únase a la página “TegusVerde” en Facebook y prepárese para las actividades que vienen.

Así Daniel invita a todos los lectores de este artículo a que crean en esta gran iniciativa, “Ténganle fe al proyecto, porque queremos hacer algo profesional, no solo algo por salir del paso y esperamos el apoyo de parte de todos”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *