Tegucigalpa.- La titular de la dirección General de Medicina Forense (DGMF) Julissa Villanueva, manifestó hoy que el cuerpo sin vida de Berta Cáceres tenía indicios que no se pudieron contaminar en el momento del crimen.

“El trabajo en equipo demuestra realmente los resultados, Medicina Forense como parte del órgano técnico del Ministerio Público, así como la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), somos los brazos científicos que aportamos los resultados inobjetables y oportunos para que los fiscales puedan presentar requerimientos”, inició explicando Villanueva.

Al mismo tiempo agregó que “en el caso de Berta (Cáceres) se ha trabajo arduamente desde la autopsia, el levantamiento y todo el proceso de investigación ha generado los resultados esperados”.

La Directora de Medicina Forense declaró que en el asesinato de Berta Cáceres se encontraron pruebas que no pudieron ser ocultadas por los que ocasionaron el crimen.

“Recuerdo que nos tocó investigar la muerte de Berta Cáceres y en el cuerpo se recuperaron indicios, siempre creímos que el cuerpo habla y tenía indicios balísticos que nadie podía contaminar. Una sola arma mató a Berta Cáceres”, declaró Villanueva.

La Directora de Medicina Forense también aclaró las razones que llevaron a desvincular del crimen al mexicano Gustavo Castro.

“Científicamente, desde la escena del crimen se desvinculó al señor Gustavo Castro. Nosotros hicimos trabajos en conjunto con jueces, fiscales y balísticos en la reconstrucción del hecho, determinaron que Gustavo no había participado en eso”, cerró Villanueva.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *