noviembre 24, 2020

Debido a que no hubo acuerdo con los pobladores afectados del proyecto habitacional Ciudad del Ángel, de Comayagüela, las autoridades de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC) dejaron en suspenso la remoción de escombros en una de las vías del anillo periférico en ese sector de la capital.

Las personas que perdieron sus viviendas en esa comunidad a raíz de los derrumbes provocados por una falla geológica hace 21 meses, fueron convocadas por la municipalidad a una audiencia para pedir su consentimiento para proceder a limpiar la trocha que resultó inundada de desperdicios de construcción.

Ante esa situación, la comuna pretende realizar la limpieza de los desperdicios presentando como alternativa para evitar daños las casas que aún residen en la residencial, ejecutar las obras de mitigación recomendadas por expertos para que no sigan los deslizamientos que pueden ocasionar el cierre total del anillo y la salida al norte.

“Se trata de poner en conocimiento a los vecinos que colindan con una vía de comunicación que está colapsada”, pues “no vamos a generar ninguna situación de afectación a ninguna de las casas que están en Ciudad de Ángel, sólo vamos a despejar el material que está sobre una trocha”, explicó el director de Infraestructura de la Alcaldía, Roberto Zablah.

Insistió que esos escombros ponen en alto riesgo la otra vía que podría resultar colapsada, entonces “tomaremos las medidas precautorias para no generar ninguna falla, lo primordial para nosotros es garantizar la seguridad de los bienes y de las vidas humanas como fin supremo”.

“Vamos a seguir platicando con ellos, esperamos que puedan rectificar su forma de pensar para que podamos desalojar una vía tan importante en la capital”, donde los mismos pobladores podrían quedar aislados, enfatizó.

Manifestó que se seguirá avanzando para agotar los trámites de ley que permitan la intervención de ese espacio porque podría perderse el acceso de entrada y salida de la ciudad.

En cuanto a las demandas judiciales de los perjudicados el funcionario expresó que “somos solidarios con ellos, los comprendemos”, porque su esperanza de tener un techo y el esfuerzo de tantos años de trabajo lo pierden de la noche a la mañana, “pero hay que buscar la ley, que es la ruta correcta”.

Reconoció que esta “no es responsabilidad directa de nosotros”; sin embargo, si la decisión de dictar el fallo se tarda en los juzgados, debe pedirse que el trámite sea más expedito para que se haga justicia lo más pronto en este caso.

Las alternativas se tienen que buscar en los tribunales de la República, pues “no somos nosotros los entes que impartimos justicia en este país”, puntualizó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *