Según un informe de los servicios financieros de la compañía estadounidense Morgan Stanley las personas que disfrutan del buen vino se enfrentan a la amenaza de la escasez de esa bebida.

Ya que el año pasado, la producción de este licor cayó a su menor punto en 40 años, según los analistas, lo que hizo que la demanda superase a las provisiones en 300 millones de cajas.

Desde que alcanzara su punto máximo en 2004, la producción global de vino ha caído en los últimos años movida principalmente por el aumento de la afición por la bebida en China y Estados Unidos, donde los niveles de consumo rivalizan con los de Francia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *