La osadía de los delincuentes ha sobrepasado los límites a tal grado que ni la policía se salva de este flagelo que abate a la ciudadanía.

Un caso asombroso se registró en el municipio de La Trinidad, Copan, donde sunos ladrones se metieron a robar a la posta policial ubicada en pleno centro del poblado, ya que los únicos dos policías que estaban de turno salieron a hacer un patrullaje.

Los delincuentes se llevaron dos fusiles propiedad de la Policía Nacional

Según los pobladores los malvivientes ingresaron a la estación policial antes de la media noche, por la parte trasera que colinda con la escuela de la zona.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *