Anton Kraft es un culturista estadounidense de 52 años que posee un récord mundial: es el único en el mundo que puede levantar cuatro veces su propio peso, lo que lo convierte en el hombre más fuerte del planeta en relación masa-potencia. Anton es capaz de levantar 160 kilos. Y levantar otras cosas también…

Anton vive en Florida, Estados Unidos, y si en su vida profesional siempre es extremadamente riguroso con sus entrenamientos, en su vida sentimental no abandona ese estilo, siempre ha sido metódico: sus parejas inexorablemente fueron chicas sólo un poco más altas que él.

Hasta que los planetas se alinearon al revés. Y en su camino se cruzó una transexual negra que tiene 43 años y mide 1,90. Se trata de China Bell, que le cambió la vida.
20160720125016_25248388_0_body

China admite que al principio no estaba muy segura de salir con Anton, pero que sus habilidades con las pesas terminaron de seducirla. Y Anton se siente totalmente maravillado de la relación: “Me gusta vivir con una mujer transexual, porque China nació varón y está haciendo un gran esfuerzo por ser tan femenina como sea posible. Y lo es un ciento por ciento”.

Anton entrena para dos cosas. Poder seguir batiendo récords para levantar más peso y satisfacer plenamente a China en el amor. Y lo confiesa: ”En este momento me siento el hombre más afortunado del mundo. Y quiero que ella se sienta igual”. Amor sin barreras…

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *