El juicio contra Mario Antonio Rojas, acusado por el caso de corrupción en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), se resolverá vía procedimiento abreviado, con una pena no máxima de nueve años.

El señor Rojas, tío de Mario Zelaya, esta acusado por lavado de activos al crear, según la fiscalía, empresas fantasmas y cobrar 42 cheques que le dejaron beneficios por 2,680,667 lempiras.

La Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) y la Procuraduría General de la República (PGR), impulsan una política de Estado que impide conciliar casos que perjudicaron la economía del Estado.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *