“Yo estoy de acuerdo con el replanteamiento de la política carcelaria del país en lo que no estoy de acuerdo es que estemos apagando fuegos y que después de dos años digamos que hay que replantearnos de nuevo porque los mismo dijimos en el 2012 después de que hubo 360 muertos en un incendio en la cárcel de Comayagua entonces se aprobó la Ley del Instituto Penitenciario, pero nunca se aplicó”, dijo el diputado por el Partido Liberal, Osman Aguilar.

Se volverá a revisar el bloqueo telefónico en las 25 cárceles del país y por fin se podrían comprar los escáneres para el control personal y también material en estos centros de privación.

“Los centros penitenciarios no tienen el detector de metal, el detector de estupefacientes, entonces los registros que se hacen son manuales”, explicó el miembro de Conaprev, Orle Solís.

Pero recobrar el control de los centros penales va más allá de aplicar la recién creada Ley del Instituto Penitenciario, de comprar más tecnología de vigilancia, el eterno problema es humano y no logístico.

“El Estado también ha sido incapaz de depurar sus propias entidades para que estas entidades puedan en efecto ser sanas y puedan poner orden dentro de las cárceles, no pueden poner orden si el sistema esta corrupto y es parte del Crimen Organizado, por lo tanto lo que hace es perfeccionar el crimen a lo interno”, expresó Wilfredo Méndez.

Para recobrar la gobernabilidad en los centros penales se tiene que hacer una limpieza del personal que cuida a los reos y luego hacer profundos cambios internos.

“Los privados de libertad están en un solo recinto, los no condenados, los condenados, los que son por delitos de váratela, los acusados por delitos de crimen organizado y eso es lo que vuelve una universidad del crimen los centros penales”, mencionó el diputado Osman Aguilar.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *