La explosión de un tubo madre acabo con la vida de los obreros de la construcción

Una jornada normal de trabajo fue interrumpida esta mañana cuando dos albañiles que instalaban unas tuberías de agua murieron soterrados.

Los infortunados que en vida respondían a los nombres de Josué Arias y Francis Pastor Aguilar se aprestaban a comprobar si las tuberías estaban instaladas correctamente utilizando presión de aire, lo que provoco que los conductos no resistieran y estallaran ocasionando el fatal desenlace.

Los manómetros indican que en el lugar no hay gases tóxicos y todo indica que fue la presión del aire el factor determinante que provocó la explosión.

Los familiares de las dos personas soterradas ya se encuentran en la zona del incidente mientras el personal del cuerpo de bomberos trabaja en las labores de rescate.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *