Tegucigalpa – El juez número seis de los Tribunales de Sentencias de Francisco Morazán, emitió este miércoles una condena de once años y tres meses de prisión a Luis Miguel Padilla (34), por el delito de extorsión.

Padilla, fue detenido en abril pasado en el caserío de Santule, Francisco Morazán, en posesión de cincuenta mil lempiras, obtenidos supuestamente por el mal llamado impuesto de guerra.

Esta es la primera condena por el delito de extorsión que se emite en el país, desde que el Congreso Nacional (CN), aprobó endurecer las penas para las personas que cometan estos actos ilícitos.

El Congreso Nacional de la República aprobó una reforma al artículo 222 del Código Penal, que eleva las sanciones a los delitos de extorsión y el chantaje, con el agravante de que castiga con cadena perpetua si en el acto delictivo muere alguna de las víctimas.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *