Tegucigalpa.-El ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Guillermo López, dio a conocer que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, emitió una sentencia en la que ordena que los jueces destituidos por la crisis política del 2009, deberán ser reintegrados a más tardar el próximo 10 de noviembre, de lo contrario dijo el Estado será objeto de una serie de sanciones.

Los empleados del Poder Judicial, que serán reintegrados son: Adán Guillermo López, Luis Alonso Chevez de la Rocha y Ramón Enrique Barrios Maldonado, así como la magistrada Tirza del Carmen Flores Lanza, quienes fueron destituidos en el contexto de lo ocurrido en Honduras en junio de 2009”.

Según López, si en el mes de noviembre las autoridades no han cumplido, la sentencia que tiene carácter de obligatoriedad, Honduras quedará muy mal parada ante la comunidad internacional.

En ese sentido, dijo que ellos, están a la espera que se cumpla la sentencia y se haga lo que ya la Corte Interamericana ordenó: “Estamos esperando que se cumpla la sentencia de una manera total y completa, hasta el día de hoy, lo único que se ha hecho es la publicación de la misma pero seguimos esperando que se cumpla la 100 por ciento”, dijo.

Es de mencionar, que la sentencia tiene un plazo de vencimiento de un año y en este mes de noviembre se cumplen los 12 meses, situación que demandó se debe de cumplir: “La sentencia establece que como plazo se tiene un año que se estaría cumpliendo el 10 de noviembre, creemos que para esa fecha ya no hay excusas ni justificación de parte del Estado de Honduras y se haya cumplido la orden de reintegro”.

El exmagistrado manifestó que si Honduras no cumple con lo ordenado le traerá reacciones complejas; “Si Honduras no ha cumplido con esto traería como consecuencia un situación muy difícil y precaria para el Estado, es pobre todo ante la comunidad internacional que es la que está pendiente de todo lo que pasa en Honduras y este se estaría exponiendo a dos cosas, ya que la Corte Interamericana estaría realizando una audiencia de supervisión de cumplimiento de la sentencia por lo que vendría un llamado de atención muy fuerte para Honduras y eso quedará documentado”.

La segunda instancias o la más preocupante, principalmente los norteamericanos y los europeos, en ese sentido Honduras quedaría como un país que desconoce la jurisdicción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y que no cumple con las funciones que establece la convención de la misma”, refirió.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *