Tegucigalpa – Una Comisión de los derechos humanos de Naciones Unidas, indaga en Honduras la situación de la inseguridad ciudadana y la militarización de la Policía.
La información la dio a conocer el presidente pro témpore del Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura y otros Tratos Crueles Inhumanos y Degradantes, Miguel Ángel Ortiz.
La misión del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos con sede en Ginebra, se ha reunido con representantes de los tres poderes del Estado para hacerles algunas recomendaciones en temas puntuales como la construcción del centro penal de Naco en Cortés, que atenta contra la vida de los privados de libertad, indicó.
“Se han reunidos con autoridades de los poderes del Estado, llámese Congreso, Poder Judicial, Poder Ejecutivo, la temática que ellos andan preocupados es el incumplimiento por parte del Estado de Honduras de una serie de tratados Internacionales en materia de protección de derechos humanos de las personas privadas de libertad”, acotó.
Asimismo, la violencia incesante, inclusive muertes al interior de los centros penales, el nivel de avance en la implementación de la Ley del Sistema Penitenciario y un último punto es que están incorporando en su agenda de monitoreo, las salidas basadas en la militarización de la seguridad ciudadana en el país, a través de iniciativas que está aprobando el Congreso de la República, añadió Ortiz.
Precisó que un último punto, es la preocupación que tienen los miembros de la comisión, es sobre el nuevo centro penal que se está construyendo en Naco.
Según el funcionario centro penal está siendo construido en base a contenedores que para climas con altas temperaturas que se registran en el Valle de Sula, se convertirán en hornos para los privados de libertad

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *