Tegucigalpa.- Además de ser una pasión entre los que practican la observación de aves, el aviturismo requiere de mucha disciplina entre los participantes, así como de muchas técnicas que utilizan los guías para hacer bien su trabajo.

La observación de aves es una de las pocas agendas que comienza en la madrugada, de acuerdo a lo que explica el guía hondureño experto en avistamiento de aves Alex Alvarado, quien participará en el primer Honduras Birding for Conservation Tour.

Trabajar con los turistas no es ningún problema para realizar bien la actividad de avistamiento, por cuanto se trata de personas que recorren el mundo observando aves y ya conocen cuáles son las técnicas, agregó.

El guía hondureño indicó que la agenda de cada uno de los grupos comienza a las 5:00am con un desayuno rico en proteínas y carbohidratos que los turistas deben tomar para tener suficiente energía en todo el recorrido, que generalmente se hace en senderos dentro de los bosques.

“Después del desayuno se sale al bosque de 5.30 a 9:00am, cuando se avistan una gran variedad de pájaros que salen a alimentarse. Posteriormente se vuelve al campo después de las 3:00 pm, cuando vuelven a salir a comer”, apuntó.
Para las especies que viven en medio de los arbustos se utilizan algunas técnicas, “que se hacen con la boca imitando búhos u otras aves, para que salgan y poderlos avistar”, indicó Alvarado.

Asimismo, explicó que, dependiendo de la zona, las especies son diferentes; no son iguales las aves que se ven a la orilla de los lagos o ríos que las que se pueden avistar en el bosque nublado, bajo los árboles o arriba, en los follajes de los árboles, desde una torre.

Por ejemplo, según Alvarado, para avistar gavilanes que salen a cazar hay que buscar en el cielo y en los árboles secos para verlos, mientras que en los bosques nublados es atrayéndolos con cantos o sonidos hechos con la boca.

Para avistar pájaros en bosques abiertos y caminos hay que ir observando los árboles y ver los movimientos de las hojas y hacerlo con sumo cuidado; además, es necesario vestir ropas de colores cálidos para acercarse a algunas especies que son muy tímidas y se asustan con facilidad.

Información científica

El avistamiento de aves no es solo un simple entretenimiento o un deporte; se trata de una actividad que sirve para estudios científicos, según explicó otro de los guías hondureños, Williams Orellana.

Parte de la importancia del Honduras Birding for Conservation Tour radica en que todas las especies que se avisten durante esta actividad se incluirán en la base de datos de www.ebird.org , una página donde se hacen los registros de las especies de aves conocidas en el mundo, utilizada por científicos, aficionados y otras personas con interés en los pájaros.

De acuerdo a Orellana, durante el Honduras Birding for Conservation Tour se tiene la expectativa de observar entre 300 a 400 nuevas especies que se incluirán en ebird.org, lo que significa que los turistas y los expertos que andan en este recorrido mejorarán sus registros mundiales sobre nuevas especies.

“Para ellos venir a Honduras es súper importante, porque en ningún otro lado del mundo pueden avistar el colibrí esmeralda o la codorniz pintada”, así como otra gran variedad de especies, afirmó Orellana.

“Además, tendrán la oportunidad de ver aves migratorias norteamericanas que aquí se pueden avistar con mayor facilidad porque permanecen agrupadas” aseguró el guía.

“Cada tarde, al final del día, los cinco grupos vamos a sentarnos para ir checando las listas, consensuarlas e irlas subiendo a la base de datos mundial ebird.org”; cada turista por su propia cuenta lleva un récord personal sobre las aves que han avistado en los recorridos que han hecho por todo el mundo, indicó Orellana.

Se estima que en el mundo existen alrededor de unas 12 mil especies de pájaros; entre los expertos que participan en el tour hay algunos que “dentro de sus inventarios llevan cuatro mil, cinco, siete mil aves avistadas, algunos de ellos ya están por llegar a las 10 mil especies; por eso venir a Honduras era una obligación para ellos”, dijo.

Para el avistamiento de aves Honduras cuenta con gran riqueza natural; para todo el proceso de avistamiento de aves se han identificado puntos básicos y estratégicos como los parques nacionales de Pico Bonito, Azul Meámbar y Copán Ruinas, y zonas aledañas.

En Honduras existen alrededor de 770 especies, que no es fácil de encontrar en el resto de Centroamérica y otros países; además, por su posición geográfica fácilmente se pueden avistar muchas aves migratorias, que viajan del norte al sur y viceversa.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *