Eso es lo que refleja el más reciente estudio sobre la situación de la niñez indígena y afrohondureña, elaborado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que contiene datos vigentes hasta 2013.

El estudio fue aplicado a los siete pueblos indígenas misquito, tawahka, maya chortí, nahua, pech, lenca y tolupán y a los dos afrodescendientes garífuna y negro de habla inglesa.

En el hogar de estos pueblos habitan, en promedio, 5.5 personas, frente a 4.7 personas que son la media a nivel nacional. En los hogares clasificados como “no pobres” hay por término medio, menos hijos que en aquellos clasificados como “pobres”, siendo los hogares en pobreza extrema los más numerosos, lo que provoca, en última instancia, unas elevadas tasas de pobreza infantil.

El documento es revelador al señalar que el 88.7 por ciento de la infancia indígena y afrohondureña está en situación de pobreza. La cifra es lo mismo que decir que 8 de cada 10 niños de estas comunidades viven en la pobreza.

“Hay un abandono de la comunidad indígena, no estoy diciendo que en las comunidades de población mestiza o de mayor recurso la cosa sea mayor, no, pero en iniquidad y desigualdad estas comunidades están peor”, lamentó Héctor Espinal, encargado del área de Comunicaciones de UNICEF en Honduras.

Explico “que del informe que fue elaborado por UNICEF por primera vez en Honduras hay dos señalamientos que deben alarmar a los gobernantes y es el elevado índice de pobreza y la falta de acceso a la educación”.

En el tema de la salud, el estudio muestra que la desnutrición crónica es un problema grave en los niños y niñas menores de cinco años, afectando en promedio al 38 por ciento de la población en esa franja de edad, y presentando porcentajes especialmente altos en los pueblos lenca, tolupán y maya chortí, donde se reportan niveles superiores al 55 por ciento.

Algo importante, por ejemplo, es que las comunidades indígenas son las que viven en mayor pobreza”, expreso Héctor Espinal.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *