“El tema de interrumpir un embarazo por caso de violación, por caso de incesto, de malformación o de riesgo para la mujer, el Estado no debería obligar ni de castigar a una mujer porque tome esa decisión”, manifestó la Rectora Julieta Castellanos.

Señaló que el Estado debe garantizar derechos, “y el derecho a decidir es un derecho de una mujer que ha sido violada, de una mujer que su hijo viene con problemas genéticos y que no podrá vivir y de una mujer que está en riesgo su vida, por lo tanto el estado no debe de obligar a una mujer en contra de lo que es su ilusión, es una violación a les derechos de las mujeres”.

Castellanos recalcó que ella no se pronunciara si está a favor o en contra del aborto, pero está a favor de que las mujeres decidan cuando esté en riesgo su vida o en caso de violación.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *