“El tema de los privados de Libertad, un tema que hay que ponerle mucho cuidado porque siempre estamos en desarrollar acciones de control que tienen que ver con captura y mandarlos a los centros penitenciarios y dentro de esos hay muchos que todavía no están con una pena específica para el delito cometido”, expresó Migdonia Ayestas, Directora del Observatorio de la Violencia.

Agregó que en relación en las cárceles que generalmente ha existido un modus de gobierno que son los mismos privados de libertad los que están manejando las cárceles, “que hay que pagar para estar en un modulo especifico, que hay privilegios y que realmente los que mandan no son las instituciones del Estado”.

“Esto también ha favorecido a la criminalidad precisamente porque desde allí se establecía que se extorsionaba, que se demandaba que aumentara la violencia y la criminalidad el que vayan más de 700 en primera y segunda de 384 privados de libertad que van a una cárcel de máxima seguridad hay que definir que esperamos, que en primer lugar sea bajo un perfil especifico y no solo para decir que estamos controlando la seguridad que se mejore el control”.

Ayestas considera que hay que analizar que no es que mandándolos de una cárcel a otra se reduce la violencia y la criminalidad, “es desarrollando verdaderas estrategias para reducir la violencia y la criminalidad en la ciudadanía, trabajando el tema de la prevención de violencia, el control que el Estado va a ejercer ante las cárceles, es importante pero no con ello o solamente con ello se reduce la criminalidad y se mejora la seguridad en el país, es la suma de varias acciones que tienen que ver con el control de las cárceles”, puntualizó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *