El exdictador Manuel Antonio Noriega falleció la noche de este lunes 29 de mayo a los 83 años.

El exgeneral fue sometido a una cirugía por un tumor cerebral el pasado 7 de marzo, posteriormente sufrió una hemorragia que obligó a los médicos a devolverlo al salón de operaciones.

Fueron más de dos meses que estuvo recluido Noriega en la sala de cuidados intensivos del Hospital Santo Tomás, pero pese a los esfuerzos de los galenos por estabilizarlo, Manuel Antonio Noriega dejó este mundo.

El que fuera el ‘hombre fuerte’ de Panamá deja tras de si un legado de violencia y heridas abiertas.

Son muchos los familiares que claman justicia por los desaparecidos en tiempos de la dictadura y que aún no han recibido justicia.

El padre Héctor Gallego y los líderes estudiantiles Rita Wald, Jorge Camacho y Floyd Britton fueron algunas de las víctimas de ese oscuro periodo de la historia panameña. No están solos, más de 109 familiares han presentado una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). La CIDH finalmente admitió su caso el año pasado.

Noriega fue condenado en 1992 a 40 años de prisión en Estados Unidos por delitos relacionados con el narcotráfico. En 2010 fue extraditado a Francia, donde se le sentenció a 7 años por lavado de dinero. Y finalmente, en 2011, fue extraditado a Panamá donde lo esperaba la pena máxima de 20 años por múltiples cargos de homicidio.

La justicia panameña lo responsabiliza de los homicidios de Hugo Spadafora y Moisés Giroldi, así como de la infame “Masacre de Albrook”, en la que fueron asesinados Juan José Arza Aguilera, Jorge Bonilla Arboleda, Francisco Concepción Espinoza, Deoclides Julio, Feliciano Muńoz Vega y Erick Alberto Murillo Echevers. También se le han iniciado procesos por la desaparición de Heliodoro Portugal y el homicidio de Luis Antonio Quiróz.

Confrontado por familiares de las víctimas, Noriega ha negado su responsabilidad. Lo más cercano a una disculpa fue su declaración en 2015 ante la televisión panameña donde declaró:

“Pido perdón a toda persona que se sienta ofendida, afectada, perjudicada o humillada por mis acciones o la de mis superiores en el cumplimiento de órdenes o la de mis subalternos en el tiempo de la responsabilidad de mi gobierno civil y militar”. Una disculpa que no reconoce culpa, si bien añade que cierra “el ciclo de la era militar como el último general de ese grupo pidiendo perdón”.

La vida de Manuel Antonio Noriega

Manuel Antonio Noriega nace el 11 de febrero de 1934. Fue formado en la Escuela Militar de Chorrillos en Lima, Perú donde se gradúa como subteniente. Ingresó a la Guardia Nacional, futuras Fuerzas de Defensa, con 22 años. Noriega apoyó al general Omar Torrijos tras un fallido golpe de Estado y fue promovido a Jefe del Servicio de Inteligencia o G-2.

En la década de los 60’s es reclutado por la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) con quien mantiene estrechas relaciones hasta 1987. En documentos desclasificados por Estados Unidos, Torrijos muestra su confianza en Noriega, quien actúa como enlace con los norteamericanos en las negociaciones sobre el Canal.

Tras la muerte de Torrijos en 1981, se estableció un plan para la sucesión del poder en la Guardia Nacional. Sin embargo, Noriega terminaría haciéndose con el poder de forma indefinida y abandonando políticamente al ex coronel Rubén Darío de Paredes en su campaña a la presidencia.

En 1984 se revelan vínculos de las fuerzas armadas con el narcotráfico internacional. Se develan laboratorios de cocaína, cuentas bancarias con dinero ilícito y narcotraficantes refugiados en el país.

Noriega es capturado durante la Invasión de Estados Unidos a Panamá en 1989. En 1992 enfrenta un juicio en EEUU donde es condenado a 40 años por 8 cargos relacionados con el narcotráfico.

Es el panameño que más años ha transcurrido tras las rejas. Tiene múltiples condenas en Panamá, pero según las leyes del país no son acumulativas. El máximo que puede cumplir es 20 años.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *