Lo sucedido el día domingo en el Estadio Nacional ha causado consternación en la población hondureña, hay quienes aseguran que este lamentable hecho dejó de manifiesto la insensibilidad en la que se vive, producto de la violencia y que este hecho debió obligar a la suspensión del partido.

El pastor evangélico Edwin Larios señaló que, ¨ver un muerto en la calle no llama la atención, el amarillismo, a la gente le gusta el espectáculo y cuando ven sangre lamentablemente lo aplauden, hay personas insensibles, sin criterio”.

Sin embargo El dirigente de la Liga Nacional Roque Pascua aseguró que se analizaron todos los escenarios, “hemos escuchado por qué no se suspendió el partido, lo analizamos en su momento, el protocolo lo seguimos a cabalidad nos informaron inmediatamente, nos reunimos estuvimos con todas las personas que tenemos que estar¨.

¨Y por consejo de los expertos en el tema que nos dijeron, señores si ustedes suspenden el partido pueden provocar algo que realmente no van a poder controlar, es que se tomó la decisión de continuar con la final”, aseguró el dirigente.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *