Tegucigalpa.- La Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF) como la entidad garante de los derechos de la niñez ha desplazado a la frontera de Corinto un equipo especializado de Oficiales de Protección a la Infancia (OPIS) para brindar atención integral a niños y familias migrantes retornadas del hermano país de Guatemala.

Los Oficiales de Protección a la Infancia de DINAF están atendiendo a las familias migrantes retornadas con ayuda humanitaria, la cual consiste en kit de higiene, productos alimenticios e insumos de bioseguridad para proteger sus vidas y asegurar un retorno seguro.

Hasta el momento, 26 núcleos familiares han retornado de manera voluntaria al país, después de haber vivido experiencias negativas y la discriminación ante la decisión del Gobierno de Guatemala de no permitir su ingreso y proteger la zona fronteriza con elementos militares y policiales para evitar su acceso.

La DINAF ha asegurado la protección integral de los 46 niñas, niños y adolescentes que viajaban acompañados de sus padres, familiar o de un encargado, luego de ser trasladados al Centro de Atención Para la Niñez y la Familia Migrante Belén, en San Pedro Sula, con la coordinación de la Secretaría de Relaciones Exteriores y con el apoyo de COPECO que facilitó siete buses para su retorno.

Las familias y sus hijos reciben atenciones en el marco del protocolo de asistencia del Centro de Atención Para la Niñez y la Familia Migrante Belén, donde reciben asistencia psicológica, médica, alimentación y techo para pasar la noche, para luego se puedan trasladar a sus lugares de origen.

Asistencia en fronteras
La DINAF como garante de los derechos de la niñez y la familia, ha reforzado su personal en las zonas fronterizas de Agua Caliente, El Florido y Corinto en este último donde permanece personal las 24 horas debido a que es donde se registra el mayor flujo de migrantes retornados que participaban en la movilización atípica, ya sea que viajaban solos o en compañía de sus padres.

DINAF tiene dentro de sus competencias promover a nivel nacional la defensa y protección integral de los derechos de la niñez y la adolescencia, y las familias migrantes retornadas cumpliendo en estos casos con el Protocolo de Protección Inmediata Repatriación, Recepción y Seguimiento de niñas y niños migrantes, como marco de actuación en favor de la niñez hondureña.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *