“En estas circunstancia como lo son las elecciones generales, tendría tiempo para dedicarle a una petición de esta naturaleza, o estará más enfocado en elaborar nuevas tarjetas de identidades, depurar el censo electoral, la lógica nos dice que no hay tiempo”, manifestó el ex diputado PINU-SD, Olban Valladares.

Aseguró que el mecanismo escogido o recomendado por los asesores de los estudiantes no tiene sentido, porque el tiempo que le hace falta a la rectora Julieta Castellanos para culminar su periodo, coincide con el tiempo que le llevaría al Registro Nacional de las Personas revisar las firmas recaudadas, que permitió presentar el anteproyecto de ley el pasado 19 de julio.

Cabe recalcar que con esto los estudiantes buscaban ponerle fin a la crisis que actualmente se vive en la máxima casa de estudios, además de la destitución o renuncia de la rectora, mayor representación estudiantil e inclusión de todos los sectores.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *