“Es parte del engranaje que nos está haciendo falta en Honduras en el contexto de la cadena productiva, sería el primer rastro para gallinas que opera en Centroamérica”, indicó el directivo de la Asociación Nacional de Avicultores de Honduras( Anavih), Dolando Polanco.

Apuntó que, “Esas instalaciones permitirán procesar alimentos a base de las gallinas, que después de su ciclo productivo, en otras oportunidades se vendían como carne viva”.

Según Polanco en ese proyecto participarán alrededor de 40 avicultores, con una inversión inicial de 30 millones de lempiras, en beneficio a su vez de 160 productores de huevos que enfrentan dificultades para comercializar gallinas de descarto.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *