“Los empresarios mantienen que el 1.5 puede de alguna manera ser un impuesto injusto, confiscatorio, porque estás pagando impuesto cuando no ganas, la respuesta de doña Miriam es que los que hacen trampa no ganan, yo creo que hay que encontrar una mejor solución”, manifestó el empresario Antonio Tavel.

Apuntó que, “cuando uno trata de explicarle a empresas extranjeras, porque estamos tratando de traer la inversión a Honduras, que Honduras te cobra uno y medio por ciento de tus ventas ganes lo que ganes, eso causa mucha dificultad”.

Cabe resaltar que con el cobro del 1.5 por ciento el estado ha logrado percibir varios millones de lempiras desde que se hizo efectivita la Ley.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *