“Son cuatrocientos cincuenta millones en viviendas que son cifras acumuladas a julio de este año y los otros cuatrocientos cincuenta millones en préstamos con garantía de aportaciones, esos son préstamos personales”, informó el gerente del RAP, Enrique Burgos.

Apuntó que, “principalmente están destinados a lo que es el pago de consolidación de deuda y gasto personales de educación entre otros”.

Burgos afirmó que los créditos casi se duplican en relación a los otorgados en el 2016, son préstamos a tasas de interés que oscilan entre el 10 y 15 por ciento.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *