“No había necesidad de que nos rosearan gas pimienta sin embargo lo hicieron con alevosía, con saña por eso nosotros estamos acusando el día de hoy a tres oficiales de la policía y estamos acusando al Estado de Honduras por tratos crueles inhumanos y Esperamos que la fiscalía tenga un procedimiento rápido y efectivo así como lo ha hecho en otros casos”, dijo el defensor de derechos humanos Carlos del CID.

Explico que en su caso particular que es diabético, “el gas pimienta me fue rociado a una distancia de 15 a 20 centímetros, cuando los procedimientos y protocolos dicen que el gas pimienta tiene un poder de inhabilitar a cualquier hombre a una distancia de 2 metros y a mí me lo rociaron a 15 centímetros en los ojos”

Agregó que el Estado no puede permitir que la policía sólo por andar con uniforme pueda tratar a los civiles como si fueran despojos o cualquier cosa.

“El trato que nos hicieron fue brutal, como que si fuéramos cualquier cosa, el trato que nos hicieron fue brutal y por lo tanto tienen que pagar un precio y ojalá que el Estado de Honduras comprenda que no puede seguir impune y que estos oficiales aunque tenga muchos soles en sus hombros, siguen siendo oficiales que están bajo la ley y que no están sobre la ley.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *