En tres semanas finaliza el mandato de la Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional de Honduras; ya claramente lo establece el decreto legislativo que amplió su vigencia original.

El 20 de enero de 2018, los depuradores culminan su gestión de 21 meses de labor circunscrita a impulsar una agresiva profilaxis en los diferentes organismos policiales e impulsar la necesaria reingeniería de la institución.
En lo que queda de estos últimos 20 días de tarea, esta Comisión Especial, integrada por Vilma Morales, Omar Rivera, Alberto Solórzano y Julián Pacheco, focalizará su trabajo en finalizar los reglamentos aplicables a las recién aprobadas Ley Orgánica de la Secretaría de Estado en el Despacho de Seguridad y de la Policía Nacional de Honduras, y la Ley dela Carrera Policial; asimismo, remitirá al Presidente de la República, Juan Orlando Hernández Alvarado, una propuesta para reconfigurar el liderazgo del cuerpo armado y nombrar a la nueva cúpula de la Policía Nacional de Honduras.
Omar Rivera, coordinador de advocacy e incidencia política de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), quien forma para de esta instancia depuradora, reveló que “ya preparan su informe final de encargo, no sin antes aprobar los reglamentos que amplían y precisan las disposiciones emanadas de la Ley Orgánica y la Ley de la Carrera de la Policía Nacional, y preparar la nómina –que se presentará al mandatario- de potenciales nuevos jerarcas policiales que dirigirán los destinos de la entidad en los próximos tres años”.
“Ya solamente faltan detalles en lo atinente a la aprobación de la normativa reglamentaria que aplicará al servicio policial; de la misma manera, ya tenemos –los integrantes de la Comisión Depuradora- claridad de quienes son los oficiales que podrían convertirse en el futuro Director General de la Policía y demás miembros del alto mando policial y el Directorio Estratégico” expresó Rivera.
El dirigente de la sociedad civil finalizó informando que la Comisión Especial también pretende “dar por concluido el concurso público para optar por oposición al cargo de Director de la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (DIDADPOL)”, y otras relevantes posiciones más; Omar Rivera, anunció que “además de escoger al nuevo Director de la DIDADPOL, se seleccionará a seis funcionarios más, siendo estos un Subdirector, un Secretario General, un Gerente de la Sección de Investigación, un Gerente de la Sección de Certificación, un Gerente de la Sección de Servicios Legales y un Gerente de la Sección Administrativa Financiera”.
La Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional de Honduras, también está a la espera que el Presidente de la República y el Congreso Nacional, aprueben los ascensos a grado inmediato superior que fue remitida a finales del año pasado; de acuerdo a resolución de la Comisión Especial, que se transformó en oficio del Secretario de Seguridad puesto a consideración del Jefe del Poder Ejecutivo, se propone el ascenso de 143 oficiales de diferentes grados ordinarios y 168 más correspondientes a alférez que se convertirán en Subinspectores de Policía luego de egresar de la Academia Nacional de Policía (ANAPO), y aspirantes a Subinspector de Policía en el área de los servicios.

COMISIÓN ESPECIAL PARA LA DEPURACIÓN Y TRANSFORMACIÓN DE LA POLICÍA NACIONAL DE HONDURAS
La Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional fue creada mediante el Decreto Legislativo 21-2016, aprobado por el Congreso Nacional de la República, el que fue publicado en el Diario Oficial “La Gaceta” el 8 de abril de 2016, para redinamizar la estancada profilaxis y modernización de la Policía Nacional; el Decreto 21-2016 también declara emergencia nacional la depuración de la Policía Nacional y faculta a la Comisión, que durará un año, a separar a policías si no se reúnen los requisitos de idoneidad y confianza. Asimismo, el Poder Ejecutivo aprobó el Decreto Ejecutivo 29-2016, que le permite a la Comisión Especial y al Secretario de Seguridad, hacer una reestructuración en al andamiaje institucional de la Policía Nacional.
De acuerdo al decreto de emergencia aprobado por todas las facciones legislativas a inicios del mes de abril del presente año, la Comisión Especial en el proceso de depuración tiene las atribuciones 1) Determinar la idoneidad en el servicio como la confianza, capacidad, habilidad, aptitud, competencia, disposición y lealtad que debe poseer todo miembro de la carrera policial; 2) Implementar un mecanismo de seguimiento y supervisión de los procesos de los miembros de la Policía Nacional cancelados; 3) Remitir al Ministerio Público (MP) y al Tribunal Superior de Cuentas (TSC), los expedientes de las personas canceladas por la supuesta comisión de un ilícito; y, 4) Rendir Informe cada 3 meses al Congreso Nacional, sobre los avances del proceso de depuración.
Del mismo modo, el Decreto Ejecutivo No. PCM-029-2016 del 11 de abril del 2016, aprobado por el Presidente de la República en Consejo de Secretarios de Estado, publicado en el Diario Oficial “La Gaceta” el 12 de abril de 2016, autoriza a la Comisión Especial “para que proceda a la reestructuración inmediata de la Secretaría de Estado en el Despacho de Seguridad, personal auxiliar y civil y de la Policía Nacional, ejecutando un proceso de reestructuración, cancelando los Acuerdos del Personal o de los miembros de la Carrera Policial conforme los requerimientos técnicos, profesionales y administrativos que requiera la Institución, así como de aquel miembro o personal que no cumpla con cualquiera de las condiciones establecidas en el Decreto Legislativo Número 21-2016, como en el presente Decreto”.
El Congreso Nacional de la República, mediante Decreto Legislativo 2-2017 del 22 de febrero de 2017, que fue publicado en el Diario Oficial “La Gaceta” el 17 de marzo de 2017, extendió la vigencia de la Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional, hasta el 20 de enero de 2018.
Desde el inicio de su gestión, la Comisión Especial ha evaluado la idoneidad, confianza, capacidad, habilidad, aptitud, competencia, disposición y lealtad, de más de 10 mil oficiales y agentes, de los cuales ha cancelado 4445 policías; también, ha impulsado una profunda reforma a los programas de formación de agentes y oficiales de la Policía Nacional, una modernización de las unidades que prestan servicios de investigación criminal, la actualización del marco jurídico policial y la instauración de mecanismos de cumplimiento del régimen disciplinario de la institución, entre otros.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *