“El asunto del diálogo ya lo hemos expuesto en otra oportunidad, es una cosa compleja, no es una reunión de amigos, no es una reunión ni siquiera de gente que está o no está de acuerdo conmigo es un proceso complicado es un proceso que hay que pensar Incluso en primer lugar a que vamos al dialogo”, expresó el analista político Olban Valladares.

Añadió que se debe definir perfectamente bien cuáles son los temas, con qué propósito y sobre todo con quién se va a dialogar.

“Porque si yo tengo una mesa llena de representantes que no son legítimos, puede ser que sean legales, puede ser que sus organizaciones los hayan nombrado ahí de dedo como toda la vida pasa, pero que no son aportantes, que no tienen las calificaciones precisamente para presentar soluciones”, dijo Valladares.

El político agregó estos representantes podrían no tener el valor profesional, moral, la independencia Total como para poder señalar aquellos temas en que no estén de acuerdo.

“Porque hay muchas de estas personas que ustedes ven en las mesas de trabajo que son sumisas, llegan a completar un asiento pero eso es todo, hasta ahí llegan, y levantan la mano cuando les piden que la levanten, pero jamás son contestatarios, entonces no podemos en una crisis como la que tenemos, tener un diálogo que sea sólo para asuntos superficiales, la profundidad de la crisis tenemos que entender la comprenderla”, enfatizó Olban Valladares.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *