El analista político Herminio Soto aseguró que sí era necesario para la Alianza de Oposición presentar las impugnaciones ante el Tribunal Supremo Electoral para dejar en evidencia la falta de institucionalidad en el país.

Destacó que esa institucionalidad está totalmente plegada los intereses del partido de gobierno, “pero sin duda alguna no podíamos esperar algo de un Tribunal Supremo Electoral, que concretó un fraude a la luz de la comunidad internacional y la ciudadanía hondureña”.

Soto señaló que era imposible esperar que quien cometió el delito, lo pudiera corregir.

“Por eso necesitamos una reforma profunda y que en el futuro esperamos de que estos magistrados del Tribunal Supremo Electoral que han cometido delito, sean judicializados y que se les aplica el peso de la ley porque es grave el delito que han cometido.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *